Google-play App-store
Monterrey N.L.

REGRESO A LA NUEVA NORMALIDAD

El Quijote Manchado
Por Edmundo Nery










(SEGUNDA PARTE)

Para introducirnos en este apartado, debemos dejar definida nuestra posición respecto del significado de gobernanza, podemos referirnos a ella como el conjunto de hechos sociales interrelacionados y de corresponsabilidad entre los diferentes actores de la sociedad, sean ciudadanos, asociaciones civiles, empresa privada y gobierno, que contribuyen a eficientar la toma de decisiones en materia de política pública.

En este sentido, observamos que como consecuencia de la pandemia del COVID-19, en México se han adoptado decisiones conjuntas entre los diversos actores que ayudaron a paliar en alguna media su efecto devastador, así, podemos referiros a las acciones de disminución de la movilidad social, en el que todos colaboramos con la finalidad de evitar la transmisión, ya sea no despidiendo a los trabajadores o comprendiendo la disminución del salario del trabajador por parte de su empleador, el cierre temporal de establecimientos comerciales, el cumplimiento del pago de impuestos y el incentivo otorgado por el gobierno a través de préstamos a la palabra y otras modalidades, la reconversión de hospitales y la colaboración de hospitales privados para atender casos no COVID-19, por señalar algunas acciones. Desde luego, hay muchos políticos en campaña que consideran que el gobierno no tomó las medidas adecuadas, lo cual debe ser motivo de análisis, sin embargo hoy tenemos que canalizar esfuerzos para tener una población sana y fuerteconsiderando la realidad que vivimos y la que viene.

EL primero de junio, ingresamos a la “nueva normalidad” la cual plantea un reto sin precedente ya que gracias al COVID-19 se evidenció el grave riesgo en el que se encuentra la población en general, se deben tomar acciones inmediatas para en primer lugar prevenir y luego disminuir los factores de mayor riesgo, también llamados factores de comorbilidad, los cuales son obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, tabaquisco, EPOC, inmunodepresión entre otros, ya que gracias a esos factores se tiene a 1 de cada 10 personas fallecidas por COVID-19, a diferencia de otros países donde esos factores no prevalecen en sus poblaciones, ésa es nuestra nueva realidad. ¿Qué haremos en ésta nueva etapa de la vida?, ¿seguiremos con los mismos hábitos de consumoalimenticio?, ¿qué debemos exigir las autoridades?, ¿cuál es el rol de las asociaciones civiles en este nuevo escenario?, ¿cuál es la parte que le toca a los empresarios?, ¿qué tipo de políticas públicas debe implementar el gobierno?, son algunas preguntas que debemos hacernos para transitar de lo que fue la normalidad a lo que hoy debe ser la “nueva normalidad”.

En primer lugar necesitamos que la sociedad en general por diferentes medios y por redes sociales participe y se informe directamente de quienes generan la noticia, debemos cuidarnos de los “desinformadores de profesión” que generan incertidumbre y pueden provocar el caos en una sociedad desinformada. Así mismo al ciudadano le corresponde exigir a las autoridades mejores condiciones de trabajo, vivienda, atención médica y orientación nutricional,ya que ello incide directamente en la calidad alimenticia para tener una sana alimentación, se debe solicitar al gobierno programas educativos sobre el reloj alimenticio y fomento del deporte, de tal forma que se reconstruya en la sociedad, nuevos hábitos de alimentación y de cuidado personal.

Necesitamos que las Asociaciones Civiles, representen el interés de la población en general, son ellos quienes en su representación contribuyen a tomar decisiones al gobierno, una especie de legitimación de la política pública que no siempre va en defensa de los ciudadanos, ahora, en esta “nueva normalidad” su responsabilidad debe ser orientada a la defensa de la población y a la generación de políticas públicas que contribuyan a bajar los índices de comorbilidad antes señalados.

La empresa privada sin duda debe recibir todo el apoyo de los distintos niveles de gobierno, sin embargo, deben reorientar sus ingresos y fomentar un mayor reparto de la riqueza que permita que los trabajadores tengan mejores viviendas, los hijos de éstos acceso a una mejor educación, mejor alimentación, mayor recreación, fomento de práctica deportiva, salud preventiva etc, todo ello contribuye a que teniendo una sociedad productiva sana y con posibilidadesde consumo, seríamos una sociedad con mayor calidad de vida.

Finalmente el gobierno debe pensar en la urgencia de implementar políticas públicas que vayan en el mismo sentido, bajar los índices de comorbilidad que no sólo está relacionado con el COVID-19, sino con cualquier otro tipo de enfermedad y a futuro, se debe regular la producción y venta de “alimentos chatarra” ya que son generadores de muchos problemas de salud, se necesitan más hospitales, muchos médicos, enfermeras y afines, maestros y programas educativos que contribuyan a la re educación respecto de los hábitos alimenticios y de vida, necesitamos una campaña de fomento al deporte, prevención de consumo de drogas y de bebidas alcohólicas, más centros deportivos que sean accesibles para todos y donde también adultos mayores puedan tener lugares de esparcimiento y ejercicio ya que jubilarse, no debe ser la antesala de dejar esta vida. Se debe buscar por sobre todas las cosas el bienestar de la población.

Sin duda, la clave del éxito para lo que vendrá a partir del primero de junio será el ánimo y ganas que como sociedad tengamos para enfrentar el día a día. La responsabilidad es de todos, somos corresponsables de lo que en un futuro se hará o no. Y mucho cuidado a los gobernantes, hoy tenemos una ciudadanía activa, vigilante, que no dudará en poner en evidencia los actos de corrupción, es tiempo de dejar de hacer campaña para el próximo gobierno, es tiempo de poner en marcha la economía y de darle ahora sí, calidad de vida a la población.


 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/el-quijote-manchado/regreso-a-la-nueva-normalidad
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo