Google-play App-store
Monterrey N.L.

Cartas a Santa Claus

Minuto
Por CHAVA PORTILLO

 










De la poca congruencia que arroja la actitud del cocodrilo mayor de no felicitar al señor Joe Biden,  vencedor de las elecciones americanas pasando por encima del vomitivo Donald Trump es la interpretación de que las congratulaciones se ofrecen cuando es acto consumado y la competencia aunque ya terminó se encuentra en el impase obligado entre canallas que se aferran al estribo imaginando que pueden ganar en la mesa lo que no consiguieron en las urnas.

Pero cada momento que pasa al abrir las alcancías que contienen la voluntad de los gringos queda más aún la evidencia que es mayor la diferencia a favor del ganador y la exigencia de la cancioncita pegajosa de voto por voto, casilla por casilla, que popularizó el ahora presidente López se extingue irremediablemente para quedar en total oscuridad y obligada soledad.

Creo que somos muchos los que celebramos la derrota del rubio arrogante que como ya lo dije alguna ocasión, se creyó de las mujeres consentido como Juan charrasqueado y ya ven como terminó el corrido.  Con él, termina la obsesiva campaña de construir el muro de la ignominia que pagaríamos los mexicanos por instrucciones del americano y la sumisión del mexicano que siempre anduvo de nalgas prontas aceptando tácitamente la balandronada amén de seguirle cuidando la frontera del río Suchiate y los litorales del rio grande para contener la ola de inmigrantes de los miserables países de centro y Sudamérica.

Pero eso fue ayer y hoy lo que nos ocupa es la elección en nuestro territorio donde como lo escribí ayer el presidente López pudiera tener otros tragos de amarga medicina como el aceite de ricino que le zambutieron en Hidalgo y Coahuila, para que no crea que la luna es de queso.

Los treinta y un pre-candidatos independientes y los valentones más soñadores que realistas que piensan que trepándose a la locomotora de MORENA es llevar medio boleto a la inmortalidad es soñar que una golondrina hace el verano, como el pobrecito imberbe y bisoño Zarazúa que toda proporción guardada, cree con ser hijo de Rubén es motivo suficiente para prender las veladoras y alistar los cuetes, como el hijito de Luis Donaldo.

Los apellidos NO votan.

Es muy corto el plazo para que la ventanilla de las coaliciones se mantenga abierta y las condiciones entre partidos suelen estar como la levadura haciendo sus efectos, porque las alianzas entre PRI y PAN además de difíciles se antojan anti natura, ya olvídese de los dogmas y catecismo que manda la ley de dios nuestro señor, las exigencias son abrumadoras, en pocas palabras, se quieren comer, la caña…y el elote, ofreciendo poco a cambio.  MENUDENCIAS: Ayer los catorce diputados federales de todos los que representan a Nuevo León se reunieron con Jaime el bronco Rodríguez con una sola mística y una sola exigencia: decirle al presidente López que está bien el encaje, pero no muy ancho y están sentados esperando el dialogo para buscar soluciones hacendarias.  Bien por todos ellos.   Pero si el cocodrilo va a mantener la actitud como lo está haciendo con su gente en Tabasco que no ha querido ni mojarse el calzado, mejor que le escriban a Santa Claus.

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/cartas-a-santa-claus
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo