Google-play App-store
Monterrey N.L.

¿Como para qué? 2

Minuto
Por CHAVA PORTILLO









Continuando con el tema de bandidos y policías ayer me llamó la atención que en rueda de prensa convocada por Aldo Fasci acompañado por el vice fiscal de Ministerios Públicos Luis Enrique Orozco que en castellano antes significaba Jefe de la judicial y por la señora María de la Luz Balderas que firma como: Comisionada de Búsqueda de Personas Desaparecidas se habló de que existen desde el 2006 a la fecha la friolera de dos mil personas que no encuentran el camino de regreso a su cantón, o sea desaparecidas.

Salvo darnos cuenta de las tétricas estadísticas y que los responsables de esa área se mortifiquen por lo que significa tanto perdido, realmente no encuentro motivo para que luego de casi tres lustros se vuelva a indagar sobre el penoso tema.

Como el caso del canalla Diego Santoy Riveroll, recodarán que asesinó a los infantes Peña Coss en compañía de su noviecita Erika, que nadie ha sabido a ciencia cierta si participó o no dándoles chicharrón a sus carnalitos, se empecinan a abrir el expediente supuestamente para rectificar la sentencia de 138 años de prisión.

¿Cómo para qué?  El asesino después de catorce años está recluido en el penal de Cadereyta, contrajo nupcias con Lety chava que había conocido en el centro de reclusión y con procreó un hijo viviendo otra historia, purgando una condena injusta o no, en complicidad de su ¿amante?,  novia Erika ya está juzgado por la justicia divina y por la terrenal.

Este maldito mentecato que es todo un Gabino Barrera, se descubrió que después de pasar la noche con su bombón -quedó descubierto en declaraciones- pasaba al tálamo matrimonial de la suegra para ejercer sus delirios e indebidos actos de varón.  Así como usted lo está escuchando, el infeliz se comía la caña y el elote.

Pero reitero, ¿para qué? Se destapa la reveladora historia que enlutó a la familia Peña si al cabo sentenciado está y lo mismo da que purgue la cadena completa de más de un siglo tras las rejas o le rebajen cuarenta años.  Imposible es que el asesino seductor difícilmente lograría el indulto o saldría vivo a los 123 años dado a que hoy cuenta con casi treinta años.

Lo de los desaparecidos que pregona el Secretario de Seguridad el italiano Aldo Fasci, como que es lo mismo.  ¿Qué importancia tiene? que una persona que desapareció hace incontables días y que muy probable ya rindió tributo a la madre tierra -decían los cursis- nos demos cuenta que realmente murió por causas de muerte repentina y tal vez con alguna tribulación.

A los hecho, pecho, como los estudiantes de Ayotzinapa, la búsqueda se ha convertido en estandarte y motivo de marchas, reuniones, miles de páginas con mares de tinta escrita por el terrible hecho y los sospechosos Abarca están encarcelados en espera de sentencia más no así el regordete ex gobernador Ángel Aguirre que teniendo vela en ese entierro utilizando la astucia, el dinero y la complicidad de la justicia sigue en libertad. 

Bien por Aldo que nos había acostumbrado a verlos con frecuencia en medios y nos tenía castigados.

[email protected]   

 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/como-para-que-2
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo