Google-play App-store
Monterrey N.L.

¿Cómo para qué? 3

Minuto
Por HAVA PORTILLO











Referir que el presidente López es obstinado y terco no esdescubrir el agua hervida, la obcecación es defecto grave que suelen padecer los humanos cuando arriban al poder social, económico, pero sobre todo el político, porque éste llega muchas ocasiones cuando menos lo esperan y de ahí que muchos padecen mareos por la altura que significa unladrillo, otros, con trepar a una ficha de refresco es suficiente para tan frecuente malestar.

Es por eso que los narcos que suelen ser ricos nuevos de la noche a la mañana lo primero que hacen es comprarse la “troca” más extravagante, el reloj con más brillantes, un colguije de mayor peso rematado con un crucifico con la efigie de la santa muerte y la infaltable arma 9 mm con cachas de oro.

Es entendible, su escaso cultivo en las neuronas y la ansiedad por obtener el poder que los convierta en algo superior los hace perder la cabeza y la observancia de que acepten su error es reflejo de montar en cólera, porque eso los haría regresar al mundo del que han salido y eso, es imperdonable, primero muertos que perder la arrogancia.

López es un bato inteligente sin duda, pero fue tanto el tiempo que pasó desde que soñó la primera ocasión en llegar a tierra prometida que cuando sucedió ya no supo realmente para que buscaba la hazaña.      De las muchas sandeces que ha dicho amén de los incontables errores monumentales cometidos a veces por las mismas razones que arribo describo, otras por ignorancia y las demás porque para eso es el jefe, que caray.

Dentro de diez días el señor presidente Donald Trump, o lo que queda de él, dejará de serlo y no es importante que haya amenazado urbi et orbi que nos castigará con el látigo de su desprecio con su ausencia, escribió un periodista por ahí, al cabo el nuevo mandatario Biden no tenía contemplado invitarlo, así es que genio y figura, hasta la sepultura; tenía que ser diferente hasta en sus pompas fúnebres.

¿Tenía alguna razón o motivo para que el presidente López agarrara pleito que no tiene ni pies ni cabeza contra el señor Mark Zuckerberg propietario de la poderosa red Facebook porque se atrevió a cerrar las puertas de su portal por las razones, ciertas o equívocas, de incitar a la violencia o mentir en sus declaraciones?  

Olvida el cocodrilo mayor que ya no es la palabra ni el razonamiento del peje primer bate y segunda base del equipo los “Maturrangos de Macuspana” sino que hoy es la voz del presidente de México y que probablemente no le ha caído el veinte, que podrá ser muy cuate del pelirrojo que nos vilipendiaba a cada rato y nos restregaba la construcción del muro y que se podrán picar el ombligo, pero ahora él es presidente y el desquiciado millonario, no.

No sé si el dueño de Facebook tenga razón, si la plataforma como negocio particular tenga obligación de publicar lo que le venga en gana a un personaje sea presidente o narcotraficante, lo que si me queda muy claro es que López no tenía para que intervenir y exigir libertad de expresión agarrando un pleito que no tenía para que tomar.

Ya bastante claro queda que el señor Joe Biden nos está viendo por arriba del hombro y con el rabo del ojo porque seguramente no la va a perdonar la descortesía de sus estupideces que tarde o temprano nos mandará la factura, pero hay un dios…hay un dios. [email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/como-para-que-3
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo