Google-play App-store
Monterrey N.L.

Consecuencias

Minuto
Por CHAVA PORTILLO











Ayer fue día de sorpresas mañaneras, tal vez porque los cercanos al presidente López le aconsejaron sacar el conejo de la chistera y realizar algún truco especial por la razón de que el rating de las conferencias a caído sin remedio luego que acabó la novela de la rifa del avión, el silencio del ratón petrolero Lozoya y la detención del militar Cienfuegos no ha dado los puntos requeridos por la audiencia.

La repetida partitura de las tres obras innecesarias pero faraónicas y superfluas del aeropuerto de Santa Lucía, la refinería dos bocas que ha sido más noticia porque sigue bajo el agua por razones de naturaleza y geografía y el trenecito maya bajo el marco de la cancioncita de los corruptos del pasado, los conservadores, neoliberales y las cosas ya no son como antes porque acabamos con los corruptos, están tan trilladas que ya no venden y la clientela, aburrida le cambia de canal.

Pero ayer el cocodrilo puso a temblar a un personaje que fue gobernador de Nuevo León en los zapatos de José Natividad González Parás señalándolo como el artífice del engaño y el fraude en su intento pasado - ¿cuál? - que perdió la elección presidencial y esto, cala, al menos en el lomo de Nati que se ha mantenido en la sombra por necesidad o conveniencia.

Pero más temprano, los noticiarios nacionales daban a saber del estallido de una auténtica bomba -política- cuando el presidente electo americano dio a conocer un escrito donde figuran una treintena de naciones con sus presidentes que han tenido la descortesía diplomática de no reconocer y felicitar a Joe Biden como ejecutivo que tomará el mallete de mando gringo el próximo 20 de enero, les guste o no.

El escrito titulado desde la Casa Blanca enlista a Benjamín Netayau de Israel,   el ruso Vladimir Putin, Ki, Jong-un de Corea del Norte y sigue la lista de los que por obvias razones han negado el abrazo político al vejete americano, pero nos detuvimos al escuchar el nombre de México y de Andrés Manuel López Obrador y la verdad, se me puso la carne de gallina y se enrojeció la cara de vergüenza, primero por la descortesía, luego por el remate de la nota donde el redactor habla de consecuencias.

Pero qué necesidad dijera el poeta de Ciudad Juárez, de meternos en problemas que no tenemos sobre todo que el mundo entero sabe que nuestro gobernante fue el primero en felicitar a Evo Morales en unas elecciones controvertidas y ahí el presidente López no tuvo ni la cautela ni la serenidad de esperar a que el colegio electoral de Bolivia diera el bando solemne y entregara el mando oficialmente.

Pero lo más alarmante y desagradable es que los periódicos americanos que no sienten ni respeto, cariño, mucho menos cordialidad hacia Andrés Manuel destacaron que en un etiquetado de populista de izquierda, lo había calificado el nuevo presidente yanqui.

De inmediato los medios americanos, dándole una sopa de su propio chocolate al mexicano expresaron una -consulta- pregunta al ciudadano del mundo: ¿Será que ha llegado el final de los populistas? Refiriéndose a Donald Trump, pero con obvia ironía a nuestro presidente.

Pero todavía la miras reparar y le avientas el sombrero diría mamá Lupe.  El cocodrilo en la siguiente mañanera repite que siente respeto por las decisiones de otros países y que sigue montado en su macho y no felicita al señor Biden nomás porque se le hinchó el derecho…y él, es de izquierda.                                             [email protected] 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/consecuencias
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo