Google-play App-store
Monterrey N.L.

Cosas extrañas

Minuto
Por CHAVA PORTILLO











Los vecinos americanos del norte sin duda son reconocidos como líderes en muchas cosas por no decir que en todo, en pocas palabras son mucha medicina.     El collage de razas, creencias, colores y pensamientos que formaron esa diversidad de colonias creando una nación que entre otras cosas tienen la raigambre de ser una combinación de grupos étnicos tan disímbolos, pero tan unidos a la vez que definen en un himno y su bandera con más lealtad que muchos países como el nuestro que es más lengua que identidad nacionalista.

En México manejan el patriotismo con una filosofía tan cursique se convierte en payasada, como que la Secretaría de Gobernación prohíbe el uso y exhibición del lábaro patrio con su himno nacional qué si no se solicita permiso previo, el evento es cancelado.

La inversión extranjera en la corrupta PEMEX es imposible y la necedad por salvarla económicamente como a los sinvergüenzas pares de la CFE así sea metiendo dinero en energías sucias, comprándole carbón al “sombrerudo” senador Armando Guadiana, es un reflejo de que hay que proteger la soberanía, aunque esta sea una falacia. 

Los americanos considerados como irreverentes, son capaces de hacer unos calzoncillos de su bandera, pero le guardan más respeto sin andarse con cursilerías.

Pero así como bella era cruel rima la canción.   Los Estados Unidos de Norteamérica siendo inminentemente poderoso con el fusil y la cartera, han sido incapaces de cosas tan simples como el dominar el racismo exacerbado de controlando el odio auténtico del blanco contra el negro llegando a la violencia mortal cada ocasión que pueden demostrarlo.

Otra manifestación incomprensible en los norteamericanos es la imposibilidad de prevenir y o detener los incendios que al menos en la costa del pacífico en el sur de California queman y destruyen miles de hectáreas un mes sí y el otro también, así sea tiempo caluroso o el cercano invernal.

Hace un par de días un incendio forestal destruyó hasta el momento tres mil hectáreas forzando órdenes de evacuación a más de cien mil personas, contabilizando al menos un millón de habitantes se quedaron sin luz, en una amalgama de vientos, humos y desgracia.

Los cielos naranjas muy cerca de San Francisco se han hecho una costumbre y el estado de California con su brutal contaminación producto del humo y devastación han convertido el estado americano en un campo que ha perdido su naturaleza animal en forma alarmante.

Otro de los aspectos incomprensibles es: ¿cómo los gringos no han sido capaces de controlar la pandemia? que origina el covid 19 puesto que cuenta con educación, dinero y una población capaz de entender lo grave del problema.    

Bueno, no han sido capaces de hacer entender al grotesco presidente Trump de ponerse el cubre bocas ni ahora que está en campaña y que pudiera hacerle ganar unos cuantos votos, no tanto del seguidor común que aplaudiera la medida, sino más bien por aquellos ciudadanos que piensan que les debe guardar un mínimo respeto.

Pero en fin, creo que tenemos la misma enfermedad, salvo que aquí los incendios no nos joden tanto ni tan frecuentes, de lo demás, somos una fotografía.  ¿O qué no? 

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/cosas-extranas
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo