Google-play App-store
Monterrey N.L.

De todas todas

Minuto
Por CHAVA PORTILLO

 







De los achichincles que sirven de corifeos al cocodrilo mayor que más exposición tiene y que no da una por sus constantes tropiezos es el carnal Marcelo y no porque sea torpe que de por si lo es, sino porque es de los funcionarios que no saben decirle a su jefecito sacrosanto que está equivocado.

 

El ultimo dislate en que lo ha metido Ebrard es la respuesta oficial que le dieron al señor Donald Trump ante la tormenta que se formó en un vaso de agua que nace de la sugerencia que hiciera el patriarca de la dolida familia Lebaron después de haberle asesinado a toda la prole.

 

Los Lebaron pidieron al Presidente gringo que los carteles de narcos fueran considerados terroristas, concepto que en nuestro país no tiene gran significado pero en la tierra del tío Sam es algo así como la antesala de la muerte.   Siempre se ha interpretado que el vocablo causa escozor sobre todo luego del fatídico día de las torres gemelas.

 

La otra expresión que el americano siente escalofrío es cuando se habla de la muerte y los impuestos…

Donald Trump dejó escapar de su ronco pecho que al momento en que su “amigo” que por cierto dejó en claro que le cae mejor que el otro presidente refiriéndose claro a Enrique Peña Nieto, le solicitara ayuda para darle chicharrón a las mafias de inmediato le ponían Jorge al niño, causando con esa expresión gran algarabía en el gallinero de Relaciones Exteriores que comanda Marcelo Ebrard.

 

Jamás he entendido por qué el chauvinismo de corral y por qué no aceptar que no podemos ser buenos para todo y que no necesitamos de ayuda porque nos las comemos vivas y las zurramos muertas.

 

La fábula de los niños héroes, que un chavo se enredó en el lábaro patrio y se lanzó al vacío, que el pípila aguantó la loza medio kilometro para incendiar la puerta y pudieran entrar los insurgentes, suena bien cotorro, pero es material para una película bien armada o ya se nos olvidó que el primer militar que aceptó la ayuda americana fue Lázaro Cárdenas cuando siendo Ministro de Guerra y la amenaza de la artillería alemana ¿estaba tocando al puerta? 

 

Dejémonos de vaciladas y en lugar de andar dando asilo a personajes controversiales que no arreglan sus problemas y corriendo payasos que tienen la crítica a flor de labio, aceptemos que nos ayuden a solucionar los problemas que no tenemos manera de arreglar evitando que nos sentencien como brozo en su despedida: “Señor Presidente se queda usted en su casa.    Por el momento tiene usted el poder, además, dos payasos no caben en la fiesta…ya veremos”    ¿Querías mole, Emilio? 

[email protected]

 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/de-todas-todas
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo