Google-play App-store
Monterrey N.L.

Diferente vara

Minuto
Por CHAVA PORTILO









Por si no lo recuerda, Sergio Aguayo Quezada es un columnista no muy bueno, no muy malo más o menos respetable que escribe para el Grupo Reforma sin que esto lo convierta en el prototipo clásico del periodista arrogante y acomplejado como suele ser en su mayoría el reportero de esa organización editorial.        No, creo que Sergio es un chavo normal como Sergio Elías Gutiérrez, el ex gordo Felipe Díaz Garza o Ramón Alberto Garza que aunque ya no labore en El Norte es obra irrecusable de Abelardo Leal en sus gloriosos años ochenta.

Humberto Moreira ex gobernador de Coahuila de no muy buenos recuerdos y carnal de Rubén que recibió el trono, corona y mallete de mando en manos de su hermano denunció penalmente al editorialista por difamación cuando perdió su libertad llegando al aeropuerto Barajas en Madrid después de haber sido apresado y condenado por la justicia gachupina.

El insulto según el demandante y aceptado por un juez en la CDMX consiste en que Sergio publicó: “Moreira es un político que desprende el hedor corrupto, que en el mejor de los escenarios fue omiso ante terribles violaciones a los derechos humanos cometidos en Coahuila y que, finalmente, es un abanderado de la renombrada impunidad mexicana”

Dirían los clásicos…con tan poquito pinole se ahoga.    Y conste que solo reproduzco la opinión editorial del demandado por aquello que el “chúntaro” bailador como le agrada que le refieran a Moreira, por lo pronto el periodista tuvo que depositar 450 mil baros de fianzapara que no ejecutaran la orden de embargo y satisfacer la demanda de 10 millones de pesos mexicanos o parar en chirona. 

Pero resulta que el juez mexicano que dictó la draconiana sentencia es Francisco José Huber Olea Contró hermano carnal de Jean Paul de idénticos apellidos y que Rubén hermano del demandante Humberto había otorgado una Notaría Pública cuando frecuente y posible que los fedatarios públicos fueran asignación directa del gobernador en turno… así como lo oye.

Por tal motivo y por obvias razones el Magistrado de la Vl Sala del Tribunal Superior de Justicia de la CDMX debió haberse excusado para no llevar el resolutivo caso por evidente conflicto de intereses.  ¿Estamos claros?     En pocas palabras suponiendo que el periodista sea responsable de lo que se acusa, debió haber sido sentenciado por otro representante de la justicia, al menos para taparle el ojo al macho.

Esta situación es de esas que para donde quiera que voltees existe un mar turbio y un fondo sucio porque la curricula de Humberto Moreira está percudido y el estilo gansteril del rotativo no ofrece muchas opciones como para presumir que son adoradores de la virgen de los siete puñales y hermanos de la vela perpetua.

Es una discusión entre malos y peores donde cualquiera que resulte ganando levantará molestia así sea con apoyo económico que provenga del averno o la santa inquisición y afortunadamente ya no hay proyecto de otro hermano Moreira que tuviera la ilusión de heredar el maximato, tal vez porque el PRI está en desgarcia y la figura de cocodrilo mayor no dejará posibilidad de que el tricolor sueñe de nuevo.        [email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/diferente-vara
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo