Google-play App-store
Monterrey N.L.

Dos ausentes

Minuto
Por CHAVA PORTILLO








Ayer con la misma algarabía, fanfarria y pomada anuncio Donald Trump presidente Norteamericano -investigado- que firmó por fin el T-MEC  que sustituye al TLCAN con la necesaria y obligada representación de uno de los tres socios con la ausencia de alguien que jugó papel importante en la negociación por parte de nuestro país, el paisano Ildefonso Guajardo ahora tan encuardado con el sueño de ser candidato a la gubernatura por Nuevo León.  Y no por falta de mérito, porque en verdad Poncho es de los Secretarios,una de las barajas que se salvan de la quema política del “astro boy”,  el copete Peña Nieto.

Más allá de los cambios en el contenido con relación a la política de comercio exterior, divergencias respecto a  la propiedad intelectual, la justificación de controversias para los inversionistas y haberse tragado el sapo de aceptar disposiciones más estrictas en el terreno de las relaciones laborales que nos obligará modificar de fondo las leyes obreros patronales.   No sé si para bien o para peor, pero de que se cambia, se cambia.

Por oro lado fue tantas veces contado el cuento de Pedro y el lobo que ya lo que queríamos es que llegara el maldito animal y se comiera al chamaco por tantas amenazas por parte de Trump de: elevarnos el impuesto al aguacate, vetar los cárnicos, los aranceles a los metales no ferrosos y el petate del muerto de disparar los impuestos a las refacciones automotores, más lo que se acumule esta semana, como por ejemplo incrementar la carga fiscal a las refacciones que se fabriquen fuera del territorio americano.

En un escenario macabro como se presenta en gringolandia y la pesadilla que sufre nuestro país con rifas de avioncitos de ensueño, veremos como pinta el panorama porque igual   -aunque difícil-  vamos a requerir de otra firma además de la de Donald porque ya no estará despachando en la casa blanca y las mañaneras de nuestro cocodrilo hace parecer que está la cosa que temor…diera.

La verdad es que el presidente americano nos ha hecho la vida de cuadritos, como la famosa inicitaiva de la construccón del muro de la ignominia y la sugerencia convertida en orden de aplicar toda la fuerza que tenemos en la Guardia Nacional para detener a la ola de migrantes haciendo el trabajo que les corresponde a ellos evadiendo el gasto y disminuyendo el riesgo.

Los resultados han sido magníficos y los milites mexicanos han realizado una labor extraordinaria ganandose el aplauso americano pero el repudio mundial por las dolorosas gráficas de nacionales agrediendo a los infelices centroamericanos.

En pocas palabras, en la firma del esperado convenio los grandes ausentes fueron Poncho el de nosotros y el muro de los lamentos que tanto evocó el copete anaranjado.     A ver si no sale Donald antes de que lo corran, con que a Chencha le dan calambres. [email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/dos-ausentes
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo