Google-play App-store
Monterrey N.L.

El ciego

Minuto
Por CHAVA PORTILLO










No existe peor ciego que el que no quiere ver.      Ayer dándole una vuelta a los noticiarios con ese bendito adminículo que inventaron que es el control remoto, no podía dar crédito cuando escuché al presidente de esta nación que lo peor de la pandemia había pasado.   ¡Belive or not!   Aunque usted…no lo crea.

Por más que intento no hablar del presidente López para que no se interprete que siento animadversión por el cocodrilo por mis creencias cifradas en doctrinas diferentes a MORENA y que causa molestia, enfado e irritación que se erigiera como líder político de todos los mexicanos, no es esa la causa que mueve la pluma para narrar los tristes argumentos que ayer con desparpajo y sinrazón lanzó a los cuatro vientos.

Dijo AMLO que lo más triste de ese jinete apocalíptico que nos ha zarandeado mortalmente había pasado y que nos había ido regular; que si hubiésemos estado en la desgracia como los países europeos estaríamos narrando otra historia.

Doble discurso y doble moral.   Primero: refiere el cocodrilo que si nos comparamos con “algún” país europeo nos hubiera ido como en feria, olvidando que aquí más cerca existe una nación que cuenta los muertos por docena y los contagiados deambulan el aire libre como zombis esperando cristiana sepultura para el descanso eterno y no tiene que cruzar allende las fronteras para darse cuenta de la triste realidad por la que pasan los vecinos, solo pasando el Río Grande.

Por cierto, en esa nación tampoco su presidente usa cubre bocas.

Lo declarado por López es una impertinencia que podría equiparase a una canallada, ya que su alter ego Gatell a punto de convertirse en Secretario de Salud para mandar a la bodega de cosas inservibles y dar descanso eterno -políticamente- al anciano Jorge Alcocer que ha servido solo de salero en la anecdótica mesa donde se discuten los temas de salud, se ha cansado de repetir que medio país está en naranja con aroma a colorado y los demás estados de la república están de mírame y no me toques en un amarillo tan misterioso como engañoso, dejando en verde tan solo uno de los milagros de la oportunidad.

¿Será entonces que estamos listos para festinar, aplaudir y tronar cuetes cuando sentimos que la muerte nos resopla en las orejas?

¿A quién quiere engañar el cocodrilo? cuando sentimos que la vida se nos sale por en medio de los dedos como una fina arena sin poderla contener y aunque no lo diga el presidente, se le ve el rostro como que trae la muerte en el alma.

Una de dos, o López-Gatell es un perverso que engaña con la verdad, o es un farsante que le oculta la triste realidad tanto a Juan ciudadano como al facineroso de AMLO que ya no sabemos si ponernos a llorar, reír o irnos a comprar un Jaguar para invertir lo que nos está sobrando con la ayuda a las PYMMES de veinticinco mil baros por chirimoya a fondo perdido.

Ánimo, ya falta menos, además a nivel nacional con los datos que tiene el presidente López, se nos va a morir el caballo, cuando se estaba acostumbrando a no comer.

[email protected]

 

https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/el-ciego
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo