Google-play App-store
Monterrey N.L.

El cocodrilo y su pandilla

Minuto
Por CHAVA PORTILLO











En la patética reunión celebrada en Puebla encabezada por el cocodrilo mayor y en la obviedad teniendo como anfitrión al gobernante de morena Miguel Ángel Barbosa se creó una situación que si no fuera trágica, sería ridícula por la abyecta demostración que los morenistas profesan al mesías de 4ª. Simulación.

Primero, el lastimero arribo del gobernador poblano arrastrando su penosa situación física claudicando del remo que fue mutilado por la excesiva glucosa que de seguir incontrolable llegaría a términos fatales.   Como quiera, con el avío de sus múltiples asistentes y complaciente mirada del tlatoani aguardaron pacientes que tomara plaza en el estrado, sin el cubre-bocas obligado haciendo reverencia a su patroncito que nada más por sus cojones de ser presidente no usa.

Comentario al margen como dijera el señor Kafka; se ha convertido en costumbre que los gobernadores aliados del feudo de morena NO portan cubre-bocas en una sumisión al dios todo poderoso cocodrilo que se ha cansado de alegar que los hombres buenos, sabios que no mienten ni roban a la patria están protegidos por el señor.

Por tal motivo y circunstancia, amén de lo abyecto, rastreroy lame-suelas, los gobernadores suelen hacer notar que tampoco utilizan el adminículo porque el guiñol López Gatell proclamó que la gente buena es de otro plantea y no requiere con todo y la exhibida que el Dr. Mario Molina -Premio Novel de Química- le diera al papanatas vocero de AMLO repitiendo hasta la saciedad de la importancia que significa el uso del cubre-bocas.

Pero no es nuevo ni sorprende que los corifeos de la gran efigie divina tabasqueña que conforman la corte de gobernadores emanados del clan morenista como Rutilo Escandón de Chiapas, el inmoral y deshonesto futbolista Cuauhtémoc Blanco de Morelos, el rastrero Miguel Barbosa de Puebla, Adán Augusto López de Tabasco, el más rastrero de todos Cuitláhuac García de Veracruz y la señora Claudia Sheinbaum de la CDMX no utilizan careta, gel antibacterial, cubre-bocas ni respetan la sana distancia cuando están en presencia del cocodrilo en una muestra inobjetable de señorial respeto a su investidura.

Bueno, pues resulta que Miguel Ángel Barbosa haciendo uso de la tribuna de la elocuencia en la tradicional “mañanera” queriendo quedar bien frente a su sacrosanto patrón tuvo laosadía y ocurrencia de presumir que en su estado poblano se había erradicado el huachicol con el apoyo del gobierno de López Obrador y la incidencia delictiva estaba a la baja pudiendo vaticinar que ya estaba a punto de no existir.  -SIC-

Los medios electrónicos no desperdiciaron de hacer pinole al adiposo mandatario porque minutos antes habían presentado un crimen atroz a una pequeña que habían secuestrado, torturado y asesinado siendo común los hechos violentos sobre todo feminicidios.

Es el mismo badulaque que celebró la caída del helicóptero donde viajaba la gobernadora Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Rosas -Valle era el papá-, porque le habían robado la elección.  De ese tamaño es el aprendiz de estúpido que ahora besa la suela del calzado al cocodrilo mayor.

MENUDENCIAS: ya encontraron los sabuesos periodísticos donde recibió el doctorado Samuel García, se ubica en la calle Espinosa y van a sacarle más trapitos al sol.  Quién le manda andar presumiendo de más.                                      [email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/el-cocodrilo-y-su-pandilla
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo