Google-play App-store
Monterrey N.L.

El enojo

Minuto
Por CHAVA PORTILLO

 









Lo dicho; no me enoja que me digas perro, sino la perra forma que me lo dices.  Todos, políticos incluidos, tenemos el sagrado derecho de creer, inventar y defender cualquierpremisa por más burda que esta parezca, cambiar de criterio,disentir de nuevo y si se antoja, meter reversa para volver a empezar.       El presidente López hace todo lo referido menos meter reversa.  Es su principal defecto e incoherencia pertinaz, ¿qué le vamos a hacer?, él mismo lo presume orondo: “soy terco, ya me conocen”

 

Lo que no se vale en él, ni en ningún otro ser racional, es el menosprecio al intelecto de los demás y que intenten vernos la cara de retrasados mentales con un coeficiente intelectual menor que el de Vicente Fox o Enrique Peña Nieto que ya es mucho decir.

 

La nueva balandronada “estrenada” comidilla infaltable de cualquier mesa es la mamarrachada que como mago de los sueños en circo de colonia pobre se sacó de la chisteraremendada Andrés Manuel y que uno de los “Chuchos” -Ramírez- el otro es el paisano Cantú Escalante bautizara con el nombre de la boa, siglas de Bloque Opositor Amplio que entre algunas minucias es “descarrilar” al cocodrilo mayor y tumbarlo de la silla.

 

La idea no es mala, que va, y de ser solo ilusión verraca, como pastizal seco ardió la pradera y si ese fue el deseo del peje, para variar como buen artífice de batallas electorales, le salió a la perfección ya que las redes sociales alcanzaron el ansiado “tender tropic” sobrepasando cualquier noticia del momento.        No se puede negar, la animadversión a la egolatría del cocodrilo, es mayúscula.

 

Lo absurdo e increíble fue la forma en que destaparon al mastodonte de la mentira y la suposición asegurando: “nos llegó a palacio nacional un escrito, no sé de quién ni la fuente que lo redactó, pero como es un asunto público, lo hago del conocimiento de todos, porque mi pecho no es bodega, todo lo comparto” -AMLO-

 

¿Puede usted dar crédito a esa pamplina?   No estoy seguro si llegó, lo trajeron, de día de noche, quién lo recibió no estoy seguro de lo que dice y si es verdad o no, lo que si es que le voy a pedir a Jesús -Ramírez- comunicador de la presidencia, de lectura al texto para que la gente se entere y de cuenta de su contenido.

 

Semejante tontería se la achacaron al más bisoño de los comunicadores oficiales, el recién llegado Omar Cervantes de la Secretaría de Gobernación.  No era muy difícil desmarcarse de la atrocidad, hasta el más estúpido de los seres racionales hubiera respondido al infundio máximo Omar que es un bato sano, sin perjuicios, honesto, pero sobre todo inteligente como para prestarse a esa mezquindad.

 

¿Qué buscaba el cocodrilo con este ardid lujurioso y ostensiblemente ridículo? como el monumento a la mentira de la rifa del avión de la que somos el ridículo más elocuente de las mentiras políticas superando a las de Hugo Chávez y su querubín Nicolasito Maduro.   

La respuesta a todas las inquietudes que rondan en su cabecita querido lector es que luego de darse cuenta que no pudieron resolver el problema de la pandemia, la economía en el fondo de la noria, el desempleo galopante y un endeudamiento feroz del que dijo en sus promesas JAMÁS íbamos a caer en esas tentaciones, habría que inventar un cuento de las mil y una noche…y ya ve, estamos a un par de años de haber empezado este suplicio y ya empezamos a sentir que se agota el repertorio, el sultán no se traga la pastilla y moriremos degollados.

 

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/el-enojo
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo