Google-play App-store
Monterrey N.L.

El remedio y el trapito

Minuto
Por CHAVA PORTILLO










Ayer tarde platicando harto sabroso con Paco Tijerina que de grillas políticas sabe un rato largo coincidíamos en que viendo el resultado de la posibilidad de que por fin el Congreso del Estado lograra degollar al gobernador bronco y a Manuel secretario por la supuesta falla cometida, saldría más caro el caldo que las albóndigas y se imaginará porqué.

Buscar un sustituto de un año para que supliera a Jaime suena por demás suicida o la menos trágico y con un país hecho pedazos por las absurdas decisiones y una incontrolable pandemia sería sacarse la rifa del tigre, en un jaula, en calzones, amarrado de las manos y con el público en contra del domador.

Se recordaría a Luis -tres turnos- Farías que en su mejor momento, con dos wiskis en la panza y sonora carcajada repetía: “yo quería pastel de seis rebanadas, no de tres”.

Nos queda claro que uno que no rechazaría la oferta sería el payasito de la tele Samuelito García con la esperanza e ilusión de que la mano santa del cocodrilo se sacara de la manga una reforma a la Constitución de ampliar el periodo por los años que le viniera en gana como lo intentó con la ley Bonilla en Baja California y que por poco le sale la mamarrachada.

Paco Cienfuegos declaró ante la prensa después de salir bien raspado de la intentona de sacrificar alfil y rey del ajedrez en este momento, que ahora sí llegaron los valientes y que habría que cortar la cabeza de los dos políticos sin ponerse a pensar que se está dando un balazo en el pie.

La misma situación se da con el cocodrilo mayor, que cada día son más las voces de descontento y rechazo ciudadano contra su gobierno, pero mientras no se pongan de acuerdo los partidos políticos y cedan un poco para erigir al que le ponga el cascabel al gato, todo quedaría en una buena intención recordando al deudor que respondió cuando le cobraban: ¿qué prefieres, una esperanza o un desengaño?

El PRI ayer se reunió para recibir la cómica solicitud del mudo Treviño y manejar lo que queda del tricolor, con las mismas caras, la misma gente y con las mismas mañas. Francisco Gutiérrez, Carlos Barona…bueno, los mismos.

En el Congreso el viernes próximo vuelven de nueva cuenta la sarracena y el jolgorio para saber si ya se olvidan por fin del chisme de la detitución o sigue Chon con calentura, de olvidarse del tema o seguir haciendo el ridículo porque aparte de no tener los argumentos, nadie quiere ceder ni un ápice y así, ni agarrando vuelo puede darse el resultado que quieren algunos que no saben quién es el muerto, solo siguenla carroza y si no, de mi se acuerdan.

        [email protected]        


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/el-remedio-y-el-trapito
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo