Google-play App-store
Monterrey N.L.

Enfermedades de la madre patria

Minuto
Por CHAVA PORTILLO











En una apología inteligente y graciosa Guadalupe Loaeza refritea mis letras de hace unos días con relación a la burla que provoca la extradición del bandido petrolero Emilio Lozoya en una parodia de sufridas enfermeras que están al cuidado del “vampiro” que se encuentra hospitalizado en el hospital Ángeles que risible y misteriosamente padece un cuadro agudo de anemia, tal vez por la falta de ingesta de sangre fresca traducida en dólares verdes que alivien la depresión de su chequera.

Más allá de todo el tongo mal actuado y peor dirigido por el cocodrilo mayor nos está quedando muy claro que fue una burda trama firmada en Madrid donde quedó muy claro que a cambio que aceptara la extradición a nuestro país, se respetaría la confidencialidad de sus declaraciones y muy por encima de eso quedarían en el ostracismo los nombres de Videgaray y su sacrosanto patroncito Peña Nieto.

Lo que no calcularon bien fue que tan solo se apeara del avión Gulfstream lV de súper lujo, que no entiendo porque no han hecho la faramalla de venderlo, pasó de inmediato al lujoso hospital propiedad de Olegario Vázquez Aldir en donde está enclaustrado a piedra y lodo donde solo las dos enfermeras que hablan del cautiverio ordenado en el octavo piso y cuatro doctores guardan celosamente el secreto de: el padecimiento, medicamentos recetados, tratamiento, visitas y la probable supuesta intervención quirúrgica de una ulcera sangrante en el esófago que le impide declarar. No, mamen, que ya están grandecitos.

Re-pito dijo el árbitro, el cocodrilo es audaz aparte de maquiavélico e inteligente.  La novela petrolera viene a sustituir en cartelera al aeropuerto Texcoco donde por cierto ya causó baja el vejete Javier Jiménez Espriú para ceder el mando a un compañero del kínder, -por le edad- la guerra del huachicol, el desabasto de gasolina, la burlona Ley Bonilla, la desaparición del Estado Mayor Presidencial, el abandonode los pinos y el musical premiado en Broadway…la rifa del avioncito, sin olvidar el trenecito maya y la refinería dos bocas, que más que obras del nuevo gobierno son escandalosas farsas para mantener en silencio la quiebra económica de nuestro país.

Ya dejamos en el olvido las ligas de Bejarano, las excusas para perdonar a la maestra Elba 
Esther Gordillo o la sobreprotección a Napoleón Gómez Urrutia y más en el fondo de las escaramuzas investigar al “cállate chachalaca”, al borrachín pendenciero y al carita de mi barrio estelarizado por copetín Peña Nieto, su amada y plumífera gaviota y al bombón Tania Ruíz que tuvo que desmentir estar preñada del ex presidente.

La presencia de Emilio Lozoya solo tiene la explicación vertida en esta columna donde la ilusión de Juan ciudadano nos hizo soñar que llegando a México lo enjuiciarían publicamente al medio día en pleno zócalo, todos los canales de TV prosiguiendo la tetralogía de Torquemada donde en presencia de la muchedumbre sería quemado en leña verde ante el regocijo de la raza de bronce exaltando la figura del gran tótem presidente López que pasaría a la historia como el primer presidente mexicano en enjuiciar a un ex presidente.

Pero no, fíjate que no.   Emilito se va a recuperar de todos los padecimientos que trajo de la madre patria y después de una gripa aviar, porcina y parvovirus sin decir nada…de lo que queremos escuchar, además de recuperar el habla por la anemia de un vampiro madrileño.

Como dijo el que dijo…!no se mandaba solo!

[email protected]   


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/enfermedades-de-la-madre-patria
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo