Google-play App-store
Monterrey N.L.

Enredos verde olivo

Minuto
Por CHAVA PORTILLO

 










La insólita detención del General Salvador Cienfuegos ex mando supremo de las fuerzas armadas mexicanas trae una cola enorme que significará otra marca más de desprestigio en la pistola de agravios del presidente López que ya empieza a sentir lo duro y los tupido.

 

No es fácil desenredar la madeja ni traducir al náhuatl por qué después de haber echado guante al militar en el aeropuerto de Los Ángeles California y trasladado a Nueva York resulta que la jueza americana dijo que siempre no y si tienen tele, ahí se ven.

 

¿Qué sucedió?    Esos movimientos extraños donde nadie sabe, nadie supo, el general mexicano del que pendía un rosario de acusaciones graves y colusiones de peligrosa relación con gente dedicada al tráfico de sustancias prohibidas, omisión en la toma de decisiones para favorecer a los malandros y asociación en el traslado para introducir narcóticos a la tierra del tío Sam, cuando menos son unas cuantas de las faltas graves por parte de Cienfuegos que forma parte del selecto grupo de Peña Nieto y Luis Videgaray, el hermano que nunca tuve, según el copete súper sónico dueño de los destinos amorosos del bombón potosino Tania Ruíz, que recibió un gigantesco anillo de compromiso.

 

Pero del plato a la boca, a veces se cae la sopa y ya ve usted que la justicia gringa dijo hasta aquí mi amor te acompañó y si tu lo determinas, repartimos las gallinas y lo que quedó, quedó.     De la noche a la mañana se retiraron los cargos y el milite será conducido acompañado por un Marshall en avión americano a territorio nacional y dejado en libertad posiblemente en algún puente que conecte a ambos países.

 

El carnal Marcelo Ebrard que es el ajonjolí de todos los moles -actualmente- en la mañanera de ayer repitió en dos ocasiones que el general será recibido en nuestra tierra en calidad de un mexicano que NO es residente americano y que NO tiene juicio pendiente ni pena que pagar y como aquí, tampoco tiene cola que le pisen, pues el señor Cienfuegos podrá irse a su cantón a descansar puesto que aquí no existe acusación ni delito que perseguir, así opine medio México, pueblo bueno y sabio, que hay gato militar encerrado.

 

No sé si fue maniobra de Trump, la mano pachona o designio divino, pero Salvador Cienfuegos andará como Pedro por su casa, impertinencia solo comparable con el escándalo que se suscitó cuando en la operación donde iban a detener, encarcelar y sentenciar a Ovidio Guzmán hijo de ya saben quién y terminaron en el peor de los ridículos, ofreciéndole disculpas al bribón narcotraficante y no lo volverán a molestar nunca jamás.

Esa ocasión el presidente López argumentó que como había mucha gente se optó por dejarlo libre y no causar muertes innecesarias en civiles, pero como que ya pasó mucho tiempo y oportunidad ha habido de sobra, ¿o No? 

 

Lo que no es parejo es chipotudo, y por quítame estas pajas mantienen en chirona a la señora Rosario Robles y el señor Genaro García junto con Ricardo Palomino tienen más cruces que un panteón, no entendemos quién dio la orden para que al expediente del general llegara el cloralex que blanqueara la reputación del militar y enlodara más el del cocodrilo, porque tendrá que hacer fast track: acusación, detención y condenarlo a cadena perpetua para salir más o menos librado, ¿porque si no?

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/enredos-verde-olivo
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo