Google-play App-store
Monterrey N.L.

Entre terror y miedo

Minuto
Por CHAVA PORTILLO










Hace unos días entre que nos liberan y nos vuelven a encarcelar en arraigo domiciliario, en la fonda de siempre me encontré con Ildefonso Guajardo.  Excelente tipo de preparación excelsa y carrera meteórica escalando peldaños altos cuando aún el amanecer es tierno y si el destino juega limpio debería ser alfil importante para los que seguimos soñando que la gubernatura está reservada para gente con perfil y no improvisados de ocasión, que son tan pobres que lo único que tienen es dinero, no me pregunten el origen, la historia y a lo mejor la justicia tendrían algo que decir.

Poncho me habló de algo tan simple pero tan complejo como la angustiante etapa que vivimos en la que estamos contrariados, absortos pero sobre todos con un pánico que nos rebasa el espíritu y una desconfianza hasta de nuestra sombra, del vecino, del amigo, del compañero de trabajo, del que comparte de momento el asiento del camión o del familiar que recibió un saludo de un infectado y que aún no recibe el resultado.

Me decía el que fuera Secretario de Economía y que del equipo de Peña Nieto el más eficiente y brillante colaborador que la situación que vivimos los que despertamos todos los días en este país esperanzados que inventen una vacuna que nos regrese la confianza y el alma al cuerpo, que los mexicanos están confundidos, temerosos, yo agregaría apanicados por la sencilla razón que el responsable de las políticas económicas y de salud no entiende que NO entiende y que es tan enorme el importamadrismo que no es capaz de concordar acciones con un director de una Secretaría donde el Secretario afirma lo contrario de lo que asegura el presidente.

Más que decirnos: “quédate en casa” deberían de sugerirnos qué hacer si tenemos la imperiosa necesidad de salir a buscar el sustento, porque ya se repitió hasta el cansancio, si no morimos de contagio, habremos de morir de inanición y  nuestra tribu nos seguiría en el camposanto si es que tienen recursos para cubrir los gastos funerarios.

Tiene razón Ildefonso Guajardo y es precisamente lo que ha estado repitiendo en sus apariciones Jaime Rodríguez que junto a los ocho gobernadores han puesto a temblar al mismo cocodrilo mayor por las sandeces y tropiezos que ha sufrido con su propia lengua sin aceptar que se ha equivocado por las pésimas decisiones.

Pero esa es la bandera del que sigue la sentencia de su enfermedad de conquistar el poder absoluto en las próximas elecciones sin importar la salud del pueblo, por eso de seguir con sus giras infantiles, haciendo proselitismo sin cubre-bocas, abrazando al que se encuentre en el camino, y recibiendo rechiflas y recordatorios por su falta de palabra, de seriedad, de ser la misma gata, nada más que revolcada.

López ha resultado peor que lo que habíamos soportado y a eso Juan ciudadano tiene pánico, pavor, un miedo extraordinario que los arrastre en su espejismo inconfundible como a Venezuela y nada que opinar si un periodista, comentarista, animador o cuenta chistes cometió el error de hacer escarnio de su pequeño hijo y que al menos ya le suspendieron el programa hasta nuevo aviso, aunque los que pagaron los platos rotos fueron los -las- directivos de los institutos que ahora se dio cuenta López que existían y que de un plumazo monárquico los borro del mapa, dizque porque resultaban onerosos.

La gente no tiene miedo, tiene terror y no está molesta, está encabronada por tanta tontería en tan poco tiempo y solo nos queda apoyar la inquietud de los gobernadores que ya tuvieron los “desos” de decirle al cocodrilo, hasta aquí.             [email protected]  


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/entre-terror-y-miedo
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo