Google-play App-store
Monterrey N.L.

Eran cuatro de a caballo

Minuto
Por  CHAVA PORTILLO

No sé que le pueda quitar más el sueño al cocodrilo mayor, la endemoniada pandemia o la advertencia de los gobernadores insurrectos convertida en amenaza o al revés como quiera usted interpretar de que no están de acuerdo con lo inequitativo de la repartición del pastel que doña Fede le regresa como migajas a los Estados.

De cualquier forma está la cosa que temor diera, porque si bien es cierto que la aparición del mortal virus no estaba en la agenda de ningún país y mucho menos por supuesto en la monarquía que ha creado el presidente López, el malestar que ha brotado en algunos estados de la nación por la injusta relación entre la Hacienda federal y los gobernados amenaza convertirse en una calamidad de proporciones dantescas.

Siempre hemos referido que a los vecinos del norte cobran un mundo de impuestos pero Jhonny  citizen se muerde uno y se pellizca el otro porque observa su sacrificio reflejado en una vida digna y comodidad auténtica, mientras aquí adoptamos con estúpida resignación, que roben, pero poquito como el badulaque alcalde de San Blas Nayarit Hilario Ramírez, “Layín” personaje que pasará a la historia como aberrante muestra del México que pensamos había desaparecido…Bueno hasta que llegó el mesías de la 4ª simulación.

Estos días que el covid 19 nos ha obligado a estar “encriptados” obligándonos a pensar ha servido para descubrir algunas circunstancias y personajes que hasta hace unas semanas ni siquiera hubiésemos contemplado, como el nefasto servil lame suelas Lord molécula, su vecino igual de abyecto el pirata, el “fantástico” subsecretario López-Gattel, la desaparición de la brillante mujer Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, la creación de un Ministro de Relaciones Exteriores que ahora es todólogo y al menos en apariencia promueven como consentido “delfín” y que suple -hasta hoy-  a la otrora preferida Claudia Sheinbaum, el amigo que no conocíamos al peje Alatorre del noticiario “Hechos” que exhortó a la indiada no crean en el subsecretario “pandémico” estrella y a un pobre hombre que dice ser el Secretario de Salud Jorge Alcocer pero seguramente le piden identificarse cada ocasión que asiste a palacio nacional.

También la crisis del corona virus mostró de que está hecho Jaime Rodríguez Calderón, el bronco, que primero despidió a Memo Rentería tan dañino como engreído y ahora con un modesto pero eficaz Hugo Díaz de León nos ha enseñado colmillo, tablas y conocimiento amén de animo de hacer las cosas como se deben de hacer, poniéndole la muestra al presidente López Obrador que no entiende que no entiende lo grave del asunto de salud y prefiere buscar de nuevo un distractor en la revocación de mandato en lugar de imitar al bronco y a los otros tres gobernadores que le han puesto el cascabel al cocodrilo.

Otro personaje que ha sacado la casta diciendo: “presente” es el Secretario de Salud Manuel de la O. y demás funcionarios que tienen vela en ese entierro, Manuel González, Aldo Fásci y la eficiente Evelyn Said responsable de INFORMATEL haciendo una labor primaria en este molesto y fatídico suceso.

Si con esta respuesta Jaime Rodríguez se hubiera distinguido en la campaña presidencial, otro gallo le hubiese cantado y no con las boberías que le metió en la cabeza el payaso de las “memociones” y los comunicadores de entonces.                           [email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/eran-cuatro-de-a-caballo
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo