Google-play App-store
Monterrey N.L.

Especie en extinción 1

Minuto
Por CHAVA PORTILLO








Sin intentar cargarle todas las pulgas a César Garza Alcalde priista de Apodaca N.L. porque obviamente no sería responsable de la cavernícola actitud de los malos funcionarios que laboran en su insipiente administración, sí podemos señalar con dedo flamígero porque la conducta del borracho Heliodoro Treviño es recurrente, así es que si estuviera en el gabinete municipal a nivel Secretario es indiscutiblemente por amistad y recomendación del Presidente Municipal César Garza. 

Este pobre diablo que lo único que tiene es dinero, luego de haber sido alcalde dos ocasiones del municipio Salinas Victoria además de ser considerado “miembro distinguido”y amigo del cuadro el priismo local, protagonizó una zacapela que afortunadamente fue video-grabada por un miembro de la policía municipal.

En un elemental ejercicio de lógica si formaba parte del equipo, ya debe de haber sido despedido de sus funciones y las explicaciones cantinflescas de César Garza vertidas en redes sociales acompañadas de consejos, jaculatorias y amenazas que en Apodaca “el que la hace la paga” suena bisoño, mamón y ridículo.

De que “los policías no fueron reprendidos ni sujetos a castigo alguno” podríamos referir el viejo adagio popular: aclaración no pedida, acusación manifiesta.       Sería estúpido por parte de Víctor Navarro jefe de la corporación imaginar que pasara por su mente caer en el supuesto absurdo cuando la lógica dicta lo contrario.

No hagamos una tempestad en un dedal de agua, sujetos como el borracho ex alcalde de Salinas Victoria es una especie que nunca debería haber existido y nuestro lamento es que NO es la autoridad la que está fuera de visión y misión, sino la ley obsoleta y retrógrada,porque mamarrachos ebrios como el escandaloso y prepotente ex alcalde pueblerino que le sobra cartera para sufragar una multa de varios miles de pesos volverán a delinquir porque se pasan la ley por el arco del triunfo.

Cuántas ocasiones hemos referido que pasando -incluido el borracho en cuestión- al territorio americano nos convertimos en ciudadanos ejemplares, corteses y educados, no estacionamos el auto en lugar de los discapacitados, pagamos el parquímetro, no excedemos el límite de velocidad y nos abrochamos el cinturón de seguridad, porque sabemos que la ley se aplica, así es que: Alcalde de Apodaca, no nos venga a evangelizar con frases gastadas y demagógicas que insultan al intelecto, déjelas para mensajes a niños de estimulación temprana o QI por abajo del promedio.

La ley debe respetarse y aplicarse en Apodaca, San Diego,  París, o San Juan de los Lagos y lo que debe hacer Pedro Pablo Treviño o Heriberto Treviño cuando le arrebate el mallete de mando priista en el Estado es dar de baja a mequetrefes de este calado que tanto dañohan hecho a la dilapidada profesión de la política, independiente que tenga tesoro en su Hacienda particular para pagar las infracciones o la influencia suficiente para llamarle a “Víctor” para que regañe a los pobres y vituperados policías.

El día que a barbajanes como este alcohólico les bajen los calzones y les den unos cintarazos hasta que no puedan sentarse e imploren a la virgencita del Tepeyac “ya no por favor”, les puedo asegurar que no lo vuelven a hacer para siempre de los nunca jamás…amén. 

  [email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/especie-en-extincion-1
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo