Google-play App-store
Monterrey N.L.

Flor de un día 1

Minuto
Por CHAVA PORTILLO

 







Ente ayer y hoy es probable que se marque una huella significativa en la historia de nuestro país con pluma y tinta de color entre púrpura y rosado por una gran parte de la población femenina que exige lo que debería de recibir por inteligencia y madurez.   El trato digno y el respeto al ser humano que jamás debería ser factor extraordinario, sinoelemental trato justo.

 

El problema es que las marchas de ayer y la manifestación silenciosa de hoy en su ausencia suelen percibirse como buen laboratorio que con el tiempo y la educación podrían observar resultados con grado de decencia, porque hasta este momento se espera que se convierta en un movimiento que atraiga la atención mundial pero con alguna reticencias como la que no se les haya ocurrido a los ayuntamientos por ejemplo cerrar filas y signar un documento al unísono en todos los medios sin buscar lucimiento personal de quién publica un desplegado de mayor tamaño.

 

Por un lado Guadalupe, por otro Allende y un Escobedo que aunque mal diseñado el cuarto de plana y con más ánimo de lucir la promoción del éxito en sus políticas sociales y presunción de su “puerta violeta” felicitaba a las mujeres, más que expresar el apoyo que requiere la causa que hoy tiene urgencia.

 

El grito de “Ya basta” “ni una más” “ni una menos” “vivas y libres” y todo un caudal de buenas intenciones y mejores exigencias suena más a un grito en el desierto.   ¿A quién lleva dedicatoria?    ¿Quién se pondrá el saco? ¿La justicia, los gobiernos, las policías, la sociedad, ¿Todos una parte? ¿A los jueces que les llevan a los feminicidas confesos y por unos cuantos pesos los liberan?

 

Hasta en los elogios populares tienen tufo de resignación como la rola de Martín Urrieta que popularizó Vicente Fernández “Mujeres divinas” refiere cuando dice: Hablando de mujeres y traiciones, rematando…no queda otro camino que adorarlas.

 

Lo que se exige es obvio, lo importante sería ¿qué se espera? Y que sucedería si no se cumple, porque no podemos negar que hasta el mismo cocodrilo mayor desde Palacio Nacional “había olvidado” el importante día, poniendo en venta los billetes de lotería de la rifa -que no es rifa- del avioncito Lily-Ledy posponiendo el arranque del “trascendental” sorteo para opacar el movimiento que hasta ese momento consideraba AMLO una broma de mal gusto, aunque después se haya arrepentido.

 

Para rematar desde el jueves, en un restaurante del centro de la CDMX Ciro Gómez Leyva mostró en su noticiario dos “cachitos” adquiridos del tristemente célebre sorteo y que el presidente no tuvo ni sensibilidad ni inteligencia de restarle importancia para dar el espaldarazo del movimiento feminista.     Genio y figura…

 

Es el principio del fin, dirían los cursis y es un petate que se está tejiendo que hoy tal vez no asuste a nadie, pero nuestros hijos en el futuro no muy lejano tendrán que tomar muy en cuenta cuando hablen de problemas sociales.

 

Aquí, para muestra un bastón.   El H. Congreso convocó a Sesión Ordinaria aun a sabiendas que tooodo el personal femenino de la fuerza laboral NO estarán trabajando  -a ver cómo le hacen- y uno de sus puntos de acuerdo es que pretenden “descarrilar” a Sofía Velasco como Presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en el Estado.   No encontraron mejor fecha para darle una puñalada traperamás a la causa que hoy amenaza convertirse en una revolución auténtica, no una 4ª transformación de pacotilla.

[email protected]

 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/flor-de-un-dia-1
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo