Google-play App-store
Monterrey N.L.

Las barbas del vecino 1

Minuto
Por CHAVA PORTILLO

 










Nadie aprende en cabeza ajena, pero el adagio popular obliga a escuchar que cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar.    Donald Trump está ocupado a partir del sábado haciendo maletas, empacando cuadros y retratos de la oficina oval para emprender un viaje sin retorno dejando entre el auditorio americano un saborcillo amargo y un olor rancio que nos hizo recordar aquella jaculatoria cuando el arribo y despedida de Vicente Fox a la presidencia, gracias por haber llegado, pero más agradecimientos por haberte ido.

 

Dicen que los argentinos de todo hacen un tango y los mexicanos una talla que ahora le dicen memes.   La demagogia es la plataforma en que los farsantes utilizan para trepar a las conciencias de los que no tenemos tiempo o no deseamos invertirlo en analizar las cosas, aceptando por hecho lo que tiene que venir.  A lo hecho pecho, al cabo mundo ahí te quedas.

 

Preferible ser narrador de historias que adivino y la derrota del presidente americano con todo y lo que digan, sorprendió a pocos además de que hay pocas caras tristes, mientras que con la victoria del senil Biden los mexicanos pensamos que peor no nos puede ir, tal vez por la atribulada y petulante manera de interpretar como se debe manejar una nación y a tí te lo digo mijo, entiéndelo tu mi nuera.

 

Las comparaciones no tardaron y la pregunta más recurrente es ¿la semejanza entre Trump y el cocodrilo de lo obcecado por no utilizar el cubre-bocas?   La respuesta, sencillita, dicen los argentinos, no quieren dejar de hablar, aunque sean necedades.   Dicen los que saben,  que las mañaneraspropagandísticas de AMLO son un éxito, -hasta ahora- pero un fiasco comunicativo y más aún, afirman que diariamentedice un promedio de 73 afirmaciones que NO son ciertas, soportando todo en su disco rayado acusando a los corruptos del pasado y los buenos de ahora, porque como ya debe saber usted, “ya no es lo mismo” y de nuestra cosecha aportamos que es el mismo lodazal, solo que con diferente verraco.

 

Es tan similar el estilo demagogo del derrotado Donald a López que podrían uncir la yunta con un hilo del ocho y no la reventarían.  Lo autoritario, chiflado, irracional,prepotente, radical y obsesivo, que tal vez lo extravagante y presuntuoso de sus millonarias empresas serían el diferendo entre el cacique de la inundada Macuspana y el dueño del edificio en el 725 de la quinta avenida en Nueva York.

 

Después de la hecatombe eleccionaria americana, si yo estuviera en los zapatos del esposo de la escritora excelsa y magnífica Beatriz Gutiérrez Muller pondría mis barbas a remojar y encendería los focos de alarma, aduciendo lo que repite el cocodrilo con frecuencia, las cosas…ya no son como antes, si no, que recuerde Hidalgo y Coahuila para que le vaya sacando cañas al tercio. 

MENUDENCIAS: A propósito de incongruencias. El joven Roberto Zarazúa se atrevió a desafiar al mar político soñando ser gobernador pensando que con el simple hecho de que su balsa le bautizó con el nombre de morena.    Todos tienen derecho, dicen, pero para ser torero se necesita parecer torero y… este chavo es simpático. 

 

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/las-barbas-del-vecino-1
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo