Google-play App-store
Monterrey N.L.

Las mangas del chaleco

Minuto
Por CHAVA PORTILLO

 










De mis oficios, pasarelas y ocupaciones guardo gratos recuerdos cuando me tocó compartir sueños y realidades con mi jefe y amigo Joaquín López-Dóriga en el proyecto electrónico de el programa “Chapultepec 18” que el teacher adicionó: la dirección correcta, ya que fue una realidad en una revista de crítica exitosa por el gran nivel que ha mantenido, su acervo y experiencia que hasta hoy no ha sido igualado desde que se apartó de los ruedos el dragón Jacobo Zabludovsky de incomparable presencia.

 

Recordaba que una de las secciones más agraciada del tráiler de análisis político cultural formaba parte “las mangas del chaleco” haciendo alusión precisamente del adagio popular de buscar algo que no existe, puesto que por lógica los chalecos carecen de ese adminículo.

 

Refiriendo esas mangas, cuestiono: tiene algún sustento y respuesta que el presidente López de este país haya buscado con afán y persistencia problemas que no tenía, como el no reconocer ni correr por las obligadas congratulaciones diplomáticas ante el triunfo del señor Joe Biden en las elecciones americanas, por la obstinada terquedad de la presunción de amistad con el demente ya casi expresidente Donald Trump. 

 

Ves la tempestad y no te hincas suelen decir las abuelas cuando ven la situación difícil y el cocodrilo mayor después de tantas sandeces y vituperios, pone la cereza al pastel cuando solicita que sea extraditado a nuestro país al general Cienfuegos que se encontraba en situación difícil al estar siendo enjuiciado por la autoridad judicial y siendo detenido en el aeropuerto de Los Ángeles en California, para “supuestamente” abrir una investigación para meterlo en chirona y descubrir la red de protección que brindaba a los mafiosos que se caracterizan por el uso de la muda letra “H” que son deshonrosos herederos del mafioso clan de los Beltrán Leyva.

 

Por sugerencia del presidente López, porque ya sabrá usted que el mandatario respeta la autonomía de los poderes, la FGR recibe al “padrino” como acostumbraban referirse al militar Salvador Cienfuegos en el hangar antes presidencial para supuestamente iniciar las investigaciones y hacer cumplir la justicia y ¿que cree?... Los hampones con licencia de la Fiscalía no encontraron delito alguno por la vaguedad en las pruebas aportadas y el general, se irá a su casa con las disculpas obligadas, hágame usted el favor.

Como con Emilio Lozoya, toda una burla grotesca.

 

No tan solo seremos señalados como ineptos, flojos y tramposos, porque usted recordará que el tongo de las policías y soldados cuando hicieron el ridiculazo en la aprehensión de Ovidio Guzmán el hijo del chapo, quedó de manifiesto que ya no había duda respecto al soltar al mafiosillo hijo del mafioso, el ejército recibió ordenes expresas de que lo soltaran para dizque no herir gente inocente y replegarse otorgándole disculpas.

 

¿Me pregunto?   Ya pasó suficiente tiempo como para que lo busquen de nuevo y lo atoren para llevarlo a la cárcel en un lugar donde no exista gente inocente.  ¿O qué no?

No señores, nos encante hacer el ridículo y no hay disculpas para tan semejante atropello, porque la solicitud de extradición para refundir en el bote al general nos deja claro que con la fuerza e impunidad de la que presume el “glorioso” ejército mexicano es patente de corzo para seguir cimentando que esta 4ª simulación no es pan con lo mismo, es peor el mendrugo porque está rancio…además de duro e incomible.

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/las-mangas-del-chaleco
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo