Google-play App-store
Monterrey N.L.

Los ciegos que no quieren ver

Minuto
Por CHAVA PORTILLO








Ayer por la mañana dio inicio el aquelarre político de la Glosa del Informe de Gobierno al que el pueblo derecho a escuchar y el Gobernador obligación de aclarar.  Manuel González Flores Secretario de Gobierno y Aldo Fásci Zuazua tuvieron el honor de recibir el primero de la tarde para hablar los temas de Seguridad y Gobernabilidad y en verdad si no estuviéramos enterados del cómo se hizo el guiso, podríamos asegurar que se habían puesto de acuerdo para que fuera un resultado envuelto con moño y terciopelo.

La compulsa fue con educación y los dos bailarines lucieron, ya ve usted que para el tango se necesitan dos y estos se entendieron.

Los legisladores exigentes salieron convencidos con la interpretación que brindaron los convocados y eso habla de un buen nivel de cultura y respeto de poderes salvo pequeñas lagunas convertidas en necedades por ejemplo con la novela del Dron, avioncito no tripulado que oficialmente se cancela, se da por terminado y a otra cosa mariposa.

Afuera, los compañeros reporteros machacaron sobre lo mismo como si no hubiera otro tema para buscarle mangas al chaleco, llegando a cuestionar si se pudiera considerar un gran fracaso el dar marcha atrás con la cancelación del armatoste queriendo encontrar un culpable y hacerlo el villano de la película.

La inversión del avión fue una mala experiencia y no tienen por qué hacer un escándalo por una decisión mal tomada de quién o quienes hayan sido los responsables de creer que era la solución para derrotar al crimen organizado.

Ya olvidaron los reporteros los trillados temas de las cobijas, Doña Tere y las firmas para recargar baterías con el Dron que afortunadamente se regresará y con la devolución de los centavos optarán por alguna otra máquina más eficiente.

En resumen exhibieron buen nivel los contendientes, tanto legisladores como autoridad y salvo por la tarde a Manuel Vital de Desarrollo Sustentable la Diputada Karina Barrón tuvo el atrevimiento de entregarle una carta de renuncia al Secretario por no arreglar de facto el problema de contaminación.

Sin ser juez ni parte, ese problema apreciada Diputada, no lo arregla de la noche a la mañana ni la virgen auxiliadora de los siete puñales y se convierte más que en un problema técnico en arma política y de esa lengua me como tres platos.

Bien por los actores que han enseñado nivel e inteligencia y no espectáculos chafaldranos como algún Senador que con la carencia de recursos como inteligencia y trabajo se vale más del escándalo y diarrea verbal por el pánico que le crearon los que investigan las ventas de facturas.                                      [email protected] 

 

 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/los-ciegos-que-no-quieren-ver
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo