Google-play App-store
Monterrey N.L.

Medicina preventiva

Minuto
Por CHAVA PORTILLO












No entiendo porque causa sorpresa y asombro que dos dirigentes de diferentes organizaciones políticas se reúnan con la única razón que pudiera converger en un dialogo buscando el mismo resultado.

García Márquez lo expresó en sus letras diferentes ocasiones, para muchos lo importante es la cima y no la dificultad en el escarpada.   Los partidos políticos tienen una misión que es ganar la cúspide que es su punto de partida y la meta convocada.

La reunión de Edgar Salvatierra del PVEM Partido Verde Ecologista de México y Heriberto Treviño del PRI que quiere resucitar después de la felpa que le brindaron las demás fuerzas en el estado dejándolo en lastimoso tercer lugar de las preferencias y con la maleta llena de ilusiones para los próximos comicios que no sé por qué aduce el inservible INE del más inservible aún Lorenzo Córdova, serán las elecciones más importantes de la época moderna.

Serán sin duda las más vigiladas, porque el cocodrilo mayor con su mallete de mando celestial estará pendiente para que el capital político de morena, que no ha sido poco el acumulado, se le escurra de las manos, porque bien es cierto que otoño muere en primavera, el peje y sus esbirros están apenas saboreando el néctar de su aplastante victoria, que además, reconocido, fue sorpresa que aún no se digiere del todo.

Salvatierra está en lo suyo y en la mística del partido que fundó Jorge González Torres con sus bailecitos en el zócalo incluyendo flauta, tamborcito y churro de marihuana, sorprendiendo a propios y ajenos haciéndoles creer que es el organismo político que tiene como prioridad los beneficios de la madre tierra y sus cuidados ecológicos.

Tal vez los ideales del padre fueron genuinos pero cuando arribó Jorge Emilio y sus secuaces como el güerito Escobar, Escudero y el tristemente célebre Jorge Kawashi payasito que hasta quiso ser boxeador.  ¿Quién podría olvidar la misteriosamente de la pajarita de papel maché que se “suicidó” arrojándose del pent-house del niño verde en unadesenfrenada noche de copas….y polvito vacilador?    

El mudo también está en su chamba y reconozco que fui uno de los que no daba mucho crédito con la llegada de Treviño supliendo al otro Treviño Pedro Pablo.   Pero agarró el talache y la pala para tapar las zanjas y los agujeros que acusa el PRI que busca asomarse a la ventana de liderazgo y popularidad que gozó por tantos años.

No le den vueltas al asunto ni le saquen cañas al tercio y entiendan de una vez por todas… ningún partido político solo, en la actualidad, gana una elección.

Con las amenazas y sentencias del presidente López de carcajearse negando el registro de partidos nuevos, no hay de otra que apostar a los ya existentes dándoles una nueva oportunidad.     

La pregunta obligada, ¿podrá Heriberto antes de que le premien con una diputación federal plurinominal sentar en la misma mesa a Felipe Enríquez, Paco Cienfuegos, Adriancito el pequeño alcalde, Rogelio Cerda, Ildefonso Guajardo y a los ex gobernadores de la talla de Jorge Treviño y Benjamín Clariond?      Si lo logra, podrá decir: podéis ir en paz,  la misa ha terminado.              [email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/medicina-preventiva
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo