Google-play App-store
Monterrey N.L.

Mentiras piadosas

Minuto 
Por CHAVA PORTILLO










No es nuevo comentar que he sido enemigo recalcitrante de las imposiciones convertidas en leyes u obligaciones que como agua de uso vox populi sacralizan en palabra divina para luego enmarcarse como reglamentaciones convenencieras a modo.

 

La paridad de género es como la democracia.   No es que se tiene que dar porque se tiene que dar topen chivas chillen llantas y el que no bailó se chingó, yo a mis hijas me las llevo. Nada más falta que se interpreten como acostumbra el presidente López que cuando no encuentra otra salida que le salve del entuerto tiene otros datos.

 

El Congreso del Estado cacaraquea un huevo que presume muy de él y que es el primero en el mundo y otras galaxias de haber escogido a diputadas del sexo femenino para integrar quien lleve los destinos en el tercer y último año de esta LXXV Legislatura que dicho sea de paso no se caracterizó por su eficiencia, ni puntualidad, ni cumplimiento y veremos al cierre si no queda en el deshonroso primer lugar en rezagos y asuntos sin resolver.

 

No sé a quién aplaudirle la ocurrencia de haber conformado una directiva totalmente femenina -no feminista- que no dice absolutamente nada, salvo que son mujeres y no varones en una tontería cursi de competencia como cuando fuimos pequeños y que nuestra mejor ofensiva en un pleito verbal frente a un compañero de la escuela era decirle: “mi papá, es policía”

 

La selección a las responsabilidades de esta envergadura, lo repetiré hasta la saciedad, debe ser por capacidades y perfiles, no calificaciones de ver que tiene entre las piernas sino lo que existe entre las orejas.    Un cerebro pensante y enriquecido por haberlo cultivado con educación y cultura con buenos principios éticos y moralidad proba debe ser prioridad de que un caballero desarrolle los bíceps.

 

Comentaba el perico mayor ayer el caso de Jaime el bronco Rodríguez que sorprendió como candidato a todos por su imagen campirana, hosca, de lenguaje burdo pero florido, montado en su cuaco el tornado, provocando la esperanza de ser diferente a los peladitos rampulientos Harvarianos con preparación afrancesada que dejaron a su paso una estela de devastación y destrozo por sus vulgares administraciones.

 

Logrando más de un millón de sufragios, sin partido político y sin padrino pudiente o asido de la mano de poderoso caballero que es don dinero, logró una hazaña verdadera y entró a caballo a palacio como toma la plaza la insurgencia.         Pero después de cierto tiempo razonable y aún soportando la carga de un publicista desequilibrado, Memo Rentería, que insistía en mantener la efigie del caballerango que todo lo arreglaba a balazos, el bronco se supo apear del corcel y tomó la actuación de político sapiente, maduro, con preparación y tablas, con discurso ágil y de comprensión diáfana.

 

No todo era el caballo, como no todo en el Congreso es ser mujer para legislar con seriedad como patente de Corzo.            Esperamos y deseamos que las mujeres que tomaron plaza en la recta final de los encargados de hacer leyes nos demuestren que además de ser damas, hagan valer su preocupación por rendirle cuentas al pueblo que las eligió como personas inteligentes, no como muñequitas de pastel.              [email protected] 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/mentiras-piadosas
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo