Google-play App-store
Monterrey N.L.

No lo entiendo

Minuto
Por CHAVA PORTILLO









A ver, las mujeres salieron a manifestarse a las calles por la violencia, el acoso, agresión, desigualdad y todos los abusos que se cometen desde siempre, a toda hora y en cualquier lugar en contra por el retrógrado simplista principio machista de poder hacerlo.  O sea, yo le pego a mi vieja porque es mía y se acabó.   

La exigencia de las sufridas mujeres, es que la autoridad no hace nada por remediar la violencia, pero desgraciadamente ellas se convierten en la causa que juzgan al vandalizar como auténticas cavernícolas destruyendo todo lo que encontraban a su paso ante la mínima provocación y sin ella por el simple hecho de encontrarse a un hombre.

Es cierto y muy probable que había infiltrados, intereses espurios y causas definidas amén de los y las que por complejo y ganas de sacar su otro yo que tienen a flor de piel emergió el energúmeno que llevan en la entraña, como la “dama” que lanzó una bomba molotov contra las pobres mujeres policías y de rebote cayó sobre una muchacha que sufrió quemaduras en cuello y espalda.  

¿Qué las policías no son mujeres que merecen ese respeto que exigen? ¿No son estas sufridas servidoras merecedoras de un trato digno, primero como seres humanos y luego del mismo sexo? ¿Qué el cocodrilo mayor y la señora Claudia Sheinbaum no juraron ante dios, la Constitución, el poder Legislativo y el pueblo respetar y hacer respetar la ley para que todos seamos respetados y como alude con frecuencia nuestro señor presidente: el respeto al derecho ajeno es la paz?

¿O nos vamos a hacer gansos, perdón patos, de la vista gorda para no guardar el orden -en este caso- para aplicar toda la dureza de la ley en otras circunstancias?

No le echen mocos al atole.    No existe motivo para que las manifestantes quieran comerse vivos a los pobres reporteros y camarógrafos por el simple hecho de ser varones que buscan ganarse el pan de cada día para llevarlo a su cantón.        O sea, no caigan en delinquir lo que tanto y con vehemencia exigen orondas y justicieras.      

De la misma forma que un delincuente acosa, agrede asesina a un ser vivo sea hombre, mujer, niño a adulto de la tercer edad, así, se debe detener, acusar sentenciar y encarcelar a las salvajes personas -sean del sexo que sean- que cada vez que se les hincha la gana destruyen, incendian, pintan, roban y agreden a terceros o un edificio público.

La justicia debe ser pareja para que no sea chipotuda, ¿cierto?

¿O estamos esperando que luego que priven de la existencia a un ser humano realicen otra manifestación ahora de varones en contra de las damas para que cese la violencia?y…volver a empezar.

Es muy digno, aplaudible, memorable e histórico lo que iniciaron, pero no hay que confundir lo suave con lo aguado aunque doña Claudia y el me canso ganso, no digan esta boca es mía.  La de ellos.     MENUDENCIAS: En verdad cómo hacen falta las mujeres en todos los órdenes de nuestra existencia verdad de dios                                                  minu[email protected]  


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/no-lo-entiendo
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo