Google-play App-store
Monterrey N.L.

Ocurrencias disparatadas

Minuto
Por CHAVA PORTILLO












De las instituciones que ayer le enumeraba como inservibles faltó espacio para sumar uno de los organismos políticos que sólo entendemos su inutilidad por haber salido de la vacía cabecita de Vicente Fox.       La CONAGO Conferencia Nacional de Gobernadores fue inventada por el ranchero de las botas seguramente aconsejado por algún “head-hunter”brillante como los que coleccionó en su gabinete sin considerar a la diminuta y perversa Martha María Según su cálida pero malévola segunda esposa del grandulón babalucas.

La “dichosa” Conferencia que vio su primera luz con la intención de crear un foro permanente que fortaleciera el federalismo mediante doctrinas democráticas.  En principio suena muy prosopopéyico y presuntuosos, pero en el terreno firme y sin ambages no es otra cosa que una comisión que coordine la supervisión en asesorías de asuntos sin importancia que crea el gobierno federal para darle chamba a sus recomendados y dar largas a los problemas que no tienen solución porque carecen de ello o no conviene dársela.

Pero que se podía esperar de un personaje que carecía de todo que tuvo la difícil facilidad de avergonzarnos ante el mundo como uno de los presidentes más tontos de la historia convirtiéndose en la primera gran decepción cuando la ciudadanía ilusionó que con su lenguaje burdo, limitado y torpe llegó a pensar, aunque carecía de cultura y educación tenía rasgos de humildad y decencia que se reflejaría en honestidad.

Pero nació la CONAGO y los gobernantes soñaron que podría convertirse en un fiel de la balanza justa y que unidos serían fuertes y escuchados, pero no, las reuniones de este organismo no sería más que una prolongación del muro de los lamentos y que era exactamente igual que perder lastimosamente el tiempo en los pasillos de palacio Nacional.

Diez valientes gobernadores: Martín Orozco de Aguascalientes, Javier Corral de Chihuahua, Miguel Ángel Riquelme de Coahuila, Nacho Perlata  de Colima, Rosas Aizpuru de Durango, Diego Sinhué Rodríguez de Guanajuato, Enrique Alfaro de Jalisco, Silvano Aureoles de Michoacán, Jaime  de Rodríguez el bronco de Nuevo León y Javier García Cabeza de Vaca de Tamaulipas -por orden alfabético-  le han puesto el cascabel al cocodrilo que aunque se haga que la virgen le habla ahorita no sabe si perseguirlos, o regresarse a avisar.

La Conferencia Nacional de Gobernadores sirve para dos cosas, para nada y para nada, salvo que no sea juntarse a comer, dialogar contar chistes y prestarle los oídos al presidente López para que repita lo que ya dijo en la mañanera como la rifa del avión, alguna novedad de Emilio “N” para darles un calambre amenazándolos que dijo algo en contra de ellos o pedirles que aplaudan como focas las estupideces de su bebé consentido López Gatell y su mortal pandemia controlada.

Aplauso al bronco, a Corral, a Alfaro y a Riquelme que dieron un paso al frente para decirle al cocodrilo que no le haga confianza al cura pensando que está capón, porque debajo la sotana van a darle tremenda decepción.     

Ya verán que esos diez mosqueteros se harán suficientes para que AMLO se da cuenta que hay que saber pedir perdón y meter reversa.                                 [email protected]  


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/ocurrencias-disparatadas
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo