Google-play App-store
Monterrey N.L.

Pena, penita pena 1

Minuto
Por CHAVA PORTILLO












La demagogia es un arte no muy higiénico que muchos - ¿todos? - políticos utilizan como virtud que traducido al náhuatl no es otra cosa que hacer una cosa cuando se pronuncia algo diferente.      De forma más espléndida, es la degeneración de la democracia mediante los políticos hacen concesiones y halagos para lograr un objetivo. 

La misma dona, sólo que con más azúcar.     En el H. Congreso ayer Juan Carlos Ruiz rindió el informe de actividades de lo que hizo y dejó de hacer el año que presidió el organismo y si bien es cierto que el solo es responsable de sus actos, los 41 restantes legisladores comparten las obligaciones.  Siendo justos y pueque honestos JC es un chavo trabajador, responsable y con un colmillo algo retorcido ya que lo conocimos y tratamos cuando asistía a diputados que le enseñaron el camino.

Pero la Legislatura que inicia su tercer año el día de hoy pasará a la historia con una currícula no muy alba que la caracterizó la desaceleración en términos de cumplimiento a la tarea que tenían encomendada y con pocos garbanzos de a libra que saben del oficio, hicieron la tarea, los demás como es costumbre y tendencia en muchas legislaturas se la pasaron: grillando, aprendiendo, jugando solitario, brincando de partido, preparando el trampolín que los catapulte y lleve a nuevos horizontes y cobrando la dieta que suele ser muy generosa y en ocasiones obesa.

Pero inicié mi redacción refiriendo término democracia y los diputados de la LXXV hicieron agua de uso con la herramienta dando largas a informar los logros y avances que como obligación tenían sobre su espalda y que prometieron a los ciudadanos que representan por el tiempo en que fueron elegidos y no nada más cuando saltan al campo en busca del sufragio para la próxima encomienda…o al menos quedarse otros tres años calentando el mullido asiento con salario abundante.

Podemos decir que con sus defectos naturales se salvan Paco Cienfuegos, que le interesa sentarse en la silla que erróneamente ocupa Adriancito el pequeño en Monterrey,pero sale y encara el sortilegio.   Álvaro Ibarra hace lo que tiene que hacer y no se mete con nadie y saca su trabajo con asepsia.        Carlos de la Fuente hace como que arranca y prende, pero hace la tarea aún en contra de sus propios compañeros.  Nunca estuvo mejor empleado el término: durmiendo con el enemigo.

Lupita y Asael en lo suyo.  Es más importante el PT que el Congreso y sacan la chamba, pero primero es el partido.

De MC Mariela es una magnífica guerrera pero no la dejan.  Luis Donaldo le sigue pesando el buche de ser hijo de quien fue y ahora le entró al jueguito de las encuestas donde tiene todo para perder y nada para ganar.  Que le agradezca a dios y a María santísima si Dante Delgado le obsequia algo de consolación, aunque su principal padecimiento es haberse encontrado con Samuelito el payasito de la tele.

De los demás diputados suelen decir los malquerientes, son cascajo y aguardarán la próxima ola para treparse a ella y llegar a tierra firme, ni son pez ni son mar, aunque ellos piensan que cumplieron con el compromiso.

Ah, nos faltó Karina Barrón, pero no sabemos en qué partido milita hoy, pero puede ser que le premien con la presidencia.   Bárbaro ese Paco chispitas.

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/pena-penita-pena-1
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo