Google-play App-store
Monterrey N.L.

Quién los FRENAA?

Minuto
Por CHAVA PORTILLO











A Gilberto Lozano se le podrá tildar de todo, menos ser torpe y que no es adaptable; dicho de otra forma, viendo caballo ensillado siempre se le ofrecerá viaje y si se apodera de la rienda, mejor.      En esta aventura que bautiza como FRENAA -Frente Nacional Anti Andrés Manuel- se apropióde una frase brillante que acuñó el brillante Martin Luther King que solía decir: “No me preocupa la maldad, siempre ha existido.  Me aterroriza el silencio de los buenos”

En pensamientos breves y elementales jaculatorias, el mal existe desde que la naturaleza fue creada y no entremos a cavilar si al pusilánime de Adán se engulló la manzana con la que Eva provocaría la indigestión y destierro del paraíso.  La serpiente fue el ingrediente que vino a darle emotividad a la novela, desde entonces la identifican como lo prohibido.

De la misma manera que el cocodrilo mayor ha interpretado las carencias, sufrimientos y penurias de los mexicanos poniendo la inalcanzable zanahoria delante de jamelgo que jamás alcanzará, de esa forma Gilberto Lozano intenta encauzar los malestares repulsivos y arrepentimiento que sufre hoy Juan ciudadano por haber soñado que votando por el tabasqueño sería un mundo fantástico.  Triste decepción.

Lanzar una convocatoria en un país de cincuenta millones de miserables que no comen tres veces al día y que de esos menesterosos la mitad ya no cuenta con una fuente de trabajo y que no tendrá alimento, ni techo, ni salud, culpando a un microbio el causante de su inanición y muerte sería sencillo ya que todos los que no tienen en qué caerse muertos -metafórica y realmente- serán caldo de cultivo que se apersonará en el paseo de la Reforma para tender su tienda de campaña manifestando su repudio y odio generalizado como cuando el mismo presidente López se apropió de la avenida por el fraude eleccionario.

Uno de los factores que manchan la presumida inmaculadatilma del ex directivo de FEMSA es similar al senador convertido en el payasito de la tele; en el bautizo quiere ser el chamaco, en la boda sueña ser el novio y en el sepelio piensa que es el muerto.  De la misma forma a Gilberto ningún chile le embona.   Para Lozano no existe amigo sincero, corbata bonita ni mujer decente, así de sencillo, le entra a todos los pleitos y a cualquier discusión, se mete en vidas ajenas y opina contraviniendo hasta la homilía así sea palabra del santo padre.

Siempre hay un pero.  Ayer por la tarde circulaba en redesinsistentemente que el aprendíz de líder gregario abandonaba el frente de batalla que había prometido aguantaría los cuatro años restantes que le quedaban a AMLO en su mandato en palacio nacional argumentando algún mal añejo.

No es difícil que abandone ese frente de batalla porque seguro tiene que encender otra veladora a otro santo que puede que tenga más que ganar o menos que perder, como las tarifas del servicio público, los muertos de Ayotzinapa, las irredentas que tomaron las oficinas de la CNDH o la infracción que pretende imponer Adriancito el pequeño alcalde de Monterrey a las empresas dedicadas a los anuncios espectaculares.  MENUDENCIAS: ¿Alguien podría decirnos a qué hora inicia las campañas publicitarias políticas?   O al menos informar a Heriberto Treviño presidente del PRI para que sancionen a Martín López diputado del PAN que tiene tapizada desde hace doce días el sur de la ciudad con sus espectaculares.

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/quien-los-frenaa
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo