Google-play App-store
Monterrey N.L.

Rudeza innecesaria

Minuto
Por CHAVA PORTILLO

 










Creo que no existe duda de que el presidente de la república en nuestro país siempre se ha caracterizado por ser omnipresente, omnipotente, inmaculado y padre dios nuestro bienaventurado en el cielo y en la tierra y puede que hasta me quedo corto, al menos así lo hace aparecer la historia a este personaje desde que tengo uso de razón.

 

Jamás han tenido requerimiento o necesidad de maquillar las cosas y al paso del tiempo la imagen presidencial guardaba discreción hasta que llegó el cocodrilo mayor que a dejado al margen la elemental urgencia de simular el principio que: la mujer del César además de ser casta, tiene que parecerlo.

 

Los partidos políticos son tema controversial, tal vez porque viven de un presupuesto que emana del erario y ese argumento otorga el derecho inalienable a Juan Ciudadano de opinar, señalar y rechazar el mal uso de esta parte del tesoro que es de nuestras obligadas aportaciones Hacendarias.

 

Mal se vio el presidente López haciendo escarnio por el rechazo del registro por parte del inservible INE al partido México Libre recomendándole a Felipe Calderón recurrir a los asesores que le apoyaron en el 2006 cuando le robó la presidencia, en una actitud infantil, visceral y por demás inmadura ya que la patente del trámite del organismo político es un esfuerzo y trabajo de Margarita Zavala y el ex presidente Calderón nada tiene que ver.

 

No es lo mismo el mondongo de Tapachula, que tápate el mondongo chula y puede que sea seguro que México Libre es un guiso familiar, pero la única responsable y dueña del amasijo político es la señora del rebozo.

 

Un poco más allá de la ridícula postura de AMLO debajo del frondoso cedro en su natal Chiapas, sigue demostrando que su diarrea verbal no le permite guardar silencio un solo día, arremetió también contra el periódico Reforma y personajes como Héctor Aguilar Camín al que recientemente una orden “misteriosa” clausuró la publicación Nexos de su autoría y propiedad, además de Enrique Krause calificándolos como intelectuales orgánicos.

 

Del proceso cómo calcular la presencia multitudinaria, no conocemos otra que la tradicional de hacer una ampliación fotográfica y con alfileres realizar un conteo ante un fedatario, el cocodrilo de nueva cuenta montó en la burla y la diatriba cuando muchos de los mexicanos sentimos que existen cosas más importantes para un personaje de la estatura de un presidente de un país que no logra cerrar las profundas heridas y complejos incurables que creemos ya deberían estar cauterizados.

 

La inmadurez de un personaje de un partido político novel deja de manifiesto que los organismos antiguos tradicionales como el PRI o el PAN han demostrado que guardan mayor seriedad y presencia en sus declaraciones dejando manifiesto que han sufrido turbulencias, sobreviviendo a huracanes con mesura y con temple.   En la pasada sarracena en la Cámara de diputados donde tenían que ungir a la priista de hueso rojo Dulce María Sauri, fue más el escándalo, improperios y payasada del “compañero” Fernández Noroña que de todo el bloque tricolor hiciendo ver a los morenos e incondicionales como muchachos inmaduros que no saben qué hacer cuando el tata cocodrilo tarda en enviarles instrucciones.   

 

¿Será que volveremos a los partidos tradicionales?  

[email protected]  


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/rudeza-innecesaria
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo