Google-play App-store
Monterrey N.L.

Siguen bastos

Minuto
Por CHAVA PORTILLO




De los incontables tropiezos de este fracasado gobierno que prometía ser el resplandor de la 4ª simulación entre una eterna oscuridad del priato y el gris perene de improvisados panistas que defraudaron al respetable, el más reciente de las tonterías es el que tanto criticó el cocodrilo del dipsómano Felipe Calderón de haber sacado de los cuarteles al ejército para que se encargaran de la seguridad del país.

Tan equivocado el pinto como el colorado.   El presidente López y sus corifeos juraron que el gobierno del calderas había empinado a la nación enfrentándose al narcotráfico en una guerra sin cuartel de la que aseguraron fue de perder, perder.

Algún favor especial o desconocido dominio mantiene Alfonso Durazo sobre el peje que atiende todas sus indicaciones, caprichos y chiflazones, porque de no ser así nadie se explica que luego de la sarta de estupideces cometidas por el flamante Secretario de Seguridad en la nación lo siga soportando hasta la pared de enfrente.

En el absurdo mensaje del lunes que anuncian que el ejército mexicano regresa a las calles porque la Guardia Nacional no fue capaz de sacar el gato del agua, pero no analizan bien que tampoco los de verde olivo fueron ese león que pintaban que se las comía vivas y las zurraba muertas.

El increíble desparpajo es que públicamente aceptan y vociferan que el ejército “dependerá” de las indicaciones de la Guardia Nacional…hágame usted el gran favor, el General Sandoval con todo y sus estrellas, uniforme planchadito y almidonado tendrá que bajar la cabeza ante el ordenamiento del consentido amigo del cocodrilo.  ¿Qué alguien me explique?

Que tendrá en la cabeza este presidente que cada día que pasa comete pifia tras pifia y ya ni sus mismos colaboradores dan crédito a sus absurdos, salvo Bartlett, Gatell, Jiménez Espriú y su prematuro delfín Marcelo.

Es evidente que la Ministra en sueños y Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero soporta lo indecible y a ojos vistos el peje no le permite renunciar para que no se le desgrane la mazorca.

Ya falta menos dirían los optimistas para que esto se termine, porque no hay cuerpo que soporte tantos yerros, absurdos e incompetencias.   

MENUDENCIAS: El arranque de las actividades por parte de los alcaldes como Adriancito el pequeñín dejará muy en claro que es solo el dinero lo que importa para poder patrocinar su campaña que jamás ganará y de mi se acuerdan.                    


[email protected]



COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/siguen-bastos
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo