Google-play App-store
Monterrey N.L.

Una basura llamada CFE

Minuto
Por CHAVA PORTILLO








Si tuviéramos que elaborar una lista de las empresas y servicios pésimos que brinda el Gobierno Federal tendríamos que iniciar por la CFE -Comisión Federal de Electricidad- que con el mejor distintivo que caracteriza a este nuevo régimen monárquico son dueños absolutos de su visión y misión sin tener que rendirle cuentas absolutamente a nadie, bueno, ni al pobre vejestorio Manuel Bartlett Díaz que por alguna razón el cocodrilo mayorlo sacó de las catacumbas y convirtió en Director General ante el asombro de propios y extraños.

Tal vez el sindicato de trabajadores sería la única excepción de saltarse las trancas de lo que tiene en sus doctrinas la peor compañía que brinda un servicio público gozando de sueldos y prebendas muy por encima de lo que usted pudiera imaginar ya que para que nos vayamos entendiendo un operador de un camión en una cuadrilla se embolsa cerca de veintiocho mil baros por mes sin contar el tiempo extra y demás linduras que se consideran conquistas sindicales.

Martín Esparza hidalguense de cepa, millonario y charro sindical de Luz y Fuerza del Centro es una muestra de lo que significa el pestilente organismo que agremia a los trabajadores como en Nuevo León pudiéramos referir a María de la Luz Estrada eternatesorera del sindicato que ha sido diputada, regidora, las veces que ha querido y que goza de una fortuna que le permite mandar cambiar el cheque de las dietas para regalarlo generosamente entre los pelafustanes que sirven de corifeos y aplaudidores de su grotesco y carretonero léxico.

Hace unos días en Santiago N.L. una cuadrilla de la Comisión que depende del supuesto gerente de esa región pasó podando ramas, árboles y todo lo que estorbaba el paso de las líneas eléctricas sin importar plantas chicas, medianas, enormes y ramas en cantidad abundante.     Dejaron todo lo recortado tirado contaminando calles, banquetas, domicilios y el arrogante chofer obvio sindicalizado dijo rampante: “Semos Comisión Federal y si no les gusta repórtelo”

Un grupo de vecinos acudieron en grupo a las oficinas de Santiago y por el pandémico tema que se vive actual no fueron recibidos.  Reportaron al 071 y es un vía crucis insufrible, optaron por hacerlo a los teléfonos convencionales registrados y obvio siempre contestó el aparatito desesperante de: marque uno si quiere contratar, marque dos si desea saber su saldo, el tres si…etc.etc. 

Por fin un pelagatos medio pelo respondió al 071 y se le explicó el problema.  Se le cuestionó el nombre del gerente de Santiago y teléfono respondiendo que no podía darlo a conocer por seguridad tanto del funcionario como del cliente…     Como si fuera seguridad nacional no aparece el nombre de los gerentes por sistema de la Comisión.

¿Usted le entiende?   ¡Nosotros tampoco! 

Ineficientes, badulaques y burócratas, producto de pertenecer a un negocio corrupto monopólico que no hay más que de dos sopas, fideos y jodeos con un patrón que entiende de la empresa lo que nosotros sabemos de arameo antiguo, bueno no pudo explicar lo de unas casas que le compró a una dama que no es su esposa, concubina, amante o amiga ocasional, enseñando que lo que si se le da… y mucho, es el cinismo amén de su fortuna acumulada.

¿Pero qué se le puede exigir a los cuatreros de la Comisión Federal si el patrón de su patrón está por robarse las decisiones que corresponden al poder legislativo?   Que está en un suspiro de lograrlo y terminar de empinar esta mal oliente monarquía.

[email protected]  


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/una-basura-llamada-cfe
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo