Google-play App-store
Monterrey N.L.

Una cuenta más al rosario

Minuto
Por CHAVA PORTILLO

 









Cada día que pasa se le enreda más el mecate a nuestro cocodrilo mayor implorando que el navío que tripula entre a mares tranquilos y con menos turbulencias ya que hasta ahora lo traen como calzones de muchacha de la vida fácil, que no es fácil, a las tres de la mañana, arriba y abajo.

 

La osada valentía de los bravos diez gobernadores que han publicado al presidente López un escrito en lo que parece ser la primera de una interminable lista de peticiones donde tendrá que ir pensando cómo darle solución al problema que inició exigiendo la salida, renuncia o despido de su alter ego doctorcito epidemiólogo Hugo López Gattel que le ha causado más dolores de cabeza que una cruda mal curada.

La Reforma Hacendaria empieza a afilar el hacha y la novela Lozoya no le va a alcanzar para mantener ocupada a la clientela.

 

A los López todo les ha salido mal.  Dice el adagio popular, si compra un boleto de la rifa del avión que no se va a rifar, el premio saldrá en letra y si compra un circo, crecen los enanos, la mujer barbuda se le cae la barba y  los elefantes amanecen con catarro.

 

Sigue insistiendo con la cantaleta que Donald Trump es su cuate y se dan cocorrones, aunque ahorita están en la etapa en que sólo el gringo le da sus zapes al cocodrilo.  Los mexicanos se le siguen infectando y muriendo, ahora somos el tercer país del mundo en esta tragedia, las finanzas están famélicas desnutridas y con coronavirus, el desempleo es lo único que ha crecido y no tardamos mucho en que inicien los robos a los hogares para hurtarnos un litro de leche y un kilo de tortillas, la inversión extranjera es ya enfermedad terminal y la calificación de los grandes consorcios refieren alerta roja a los que tengan la demencial idea de inyectar dinero al mercado mexicano.

Los carteles de la droga son amos y señores del territorio mexicano.

 

El gabinete Montessori-López hace agua y amenazan los pocos inteligentes que aun conservan su gafete de acceso a palacio nacional, los demás siguen cobrando su salario porque no tienen a dónde meter la cabeza o el calendario otoñal les recomienda sosiego.

 

Le sigue apostando el cocodrilo a la suerte de que antes estábamos “pior” y las novelas de larga duración como la rifa del avión, los conservadores y el no somos igual que antes, no nos comparen, le seguirán salvando el pellejo a un depredador que come hasta carroña con tal de conservar el poder valiéndose del hablar mal del vecino quemando el tejaban ajeno con riesgo de incendiar el propio porque en breve llagarán las elecciones y hay un dios que todo lo ve y todo lo juzga.

 

MENUDENCIAS: Ahora que le echaron el guante a José Antonio Yépez (a) “el marro” existen dos dudas existenciales, la primera: le permitirán llevar el juicio desde su cantón porque sería buen informante dónde se esconden los huachicoleros que no han podido atrapar desde que prometió el peje que acabaría con ellos, segunda: al momento de la detención le dieron dos pellizcos con una nalgada y la CNDH muy probable exigirá la liberación por mal trato además porque los medios exhibieron en el operativo su identidad con su nombre y eso pone en riesgo y duda de los buenos oficios de tan distinguido pelagatos.Justicia que no es pareja…es chipotuda, ¿o él sí se mandaba sólo?  

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/una-cuenta-mas-al-rosario
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo