Google-play App-store
Monterrey N.L.

Una nueva novela

Minuto
Por CHAVA PORTILLO











Si usted es de los que gustan de darle seguimiento a las novelas continuadas que muchas ocasiones se convierten en interminables, vaya sumando a la zaga del cocodrilo mayor la más reciente después de haber pasado de moda entre elprimer culebrón novelero que se llamaba el aeropuerto de Santa Lucía siguiéndolo muy de cerca por el más nefasto e increíble que sigue vigente con el huachicol y el desabasto, ahora váyase preparando las palomitas porque se acaba de estrenar: “Videgaray, el traidor”.

Luisito, quien fuera la eminencia gris del limitadísimo Enrique Peña Nieto será sin duda el cordero pascual que inventó Emilio Lozoya del que estamos convencidos sacrificarán por los platos rotos para que el público siga entretenido con los libretos del hijo predilecto de Macuspana Tabasco y que inteligentemente había dejado descansar por la inminente importancia y cercanía de las elecciones gringas y que por obvias razones, ganan en rating a un simple cuento localito, además que del libreto de Luis Videgaray se puede echar mano cuando le plazca ya que Lozoya el bribón petrolero, lo tienen a disposición por haberle “obsequiado” la libertad en este bodrio novelero con la condición de que el pájaro cante, aunque la rama cruja.

Como era de esperarse el demagogo presidente López echó mano de otra historia de terror y sin que a nadie le conste, dijo que Lozoya dijo, que Luis Videgaray es un traidor a la patria y le endilgaron la declaración a la FGR, que en ningún momento dijo esta boca es mía, con relación a que la mano derecha de EPN había recibido muchos millones de dólares y pesos mexicanos para: las campañas políticas y corromper a los de por si corruptos legisladores panistas y no porque los priistas y de otros colores no hayan tenido ganas de que los corromperían, pero estaban en el barco tricolor, donde había obligación in situ de obedecer órdenes.

Emilio Lozoya, que por alguna explicable razón tiene más crédito su palabra siendo un hampón consumado, dicen que dijo que había recibido Videgaray tres partidas de dinero, la primera por 3 millones de dólares, la segunda por cinco millones de la misma moneda y la tercera entrega por 84 millones de pesos mexicanos, tal vez porque no tenían feria en ese momento en la caja fuerte.

Dijo también el cocodrilo mayor, que la Fiscalía había afirmado que el ex cerebro de Peña Nieto colaboró en un acto contra la integridad de la nación, porque el financiamiento electoral implicaba someter una parte del Gobierno de México a una entidad extranjera como era Odebrecht.

No, de que los hay, los hay y si estás en la mira del cazador mayor date por muerto y es suficiente delito respirar para considerarlo como una falta gravísima con sentencia de muerte a pellizcos sentado encuerado en un hormiguero en pleno medio día en el febril agosto en Mexicali B.C.

No hay nada que hacer y le recomendamos a Luis Videgaray que ni chiste porque le puede ir peor y las acusaciones del pillo petrolero son tantas que parecería pozo artesiano inacabable de los que se están secando de la quebrada PEMEX.     MENUDENCIAS: No sé porque la hacemos tanto de tos. Ayer muchos mexicanos estábamos con el alma en un hilo porque el patán de Trump ganaba terreno en la elección americana.

Ni es tanto ni es ya.  Falta mucho rato para que sumen, resten y se inconformen con el fraude, o ¿qué creían, que solo en México hay triquiñuelas?

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/minuto/una-nueva-novela
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo