Google-play App-store
Monterrey N.L.

A Victoria, quien padeció mi prohibición

Tengo años pensando y hablando mal de los idiotizantes realitys de la televisión mexicana. No solamente dan asco, sino que se les ve la negra intención de mantener y hundir más a las audiencias en la ignorancia... Eso, y bajarles una lana a los telemirones de una vez.

Desde el desgastado y últimamente mal afamado Teletón, que me parece un asalto en despoblado, pasando por La Voz México, La Academia o el vomitivo Big Brother, así como los de Bailando por un leño o algo así, se ve que siempre es lo mismo.

En mi casa esa basura no se ve y es un decreto mío que tiene años...

Yo sé, y no me pregunten por qué, que entre el tráfico de drogas y la “carnita humana” en las televisoras mexicanas “todo está arreglado” así que el concurso no existe. La competencia libre y pareja, pues tampoco.

Por la tarde en el café de los lunes, me contaron que un compañerito de los novatos en este ingrato negocio del periodismo es todo un atleta.

Por eso no dudó en inscribirse para ver si alcanzaba un lugar en “La Isla el Reality” de Televisión Azteca.

Su orgullo, me dicen, además del desafío deportivo, era llevar con orgullo el nombre de Monterrey, al programa, por eso se levantó el domingo a las cinco de la mañana y se fue a Fundidora, donde los habían citado para el casting que iba a ser una competencia física.

El joven periodista pasó y por mucho todas las pruebas. Venció a todos los rivales y al llegar a la final...

Arribaron al parque cuatro conductoras de esas buenísimas de TV Azteca Noreste y fue ahí donde les avisaron que eran ellas las elegidas para entrar al programa... aunque no participaron en concurso alguno.

¿Así o más arreglados? Bonita manera de apoyar el deporte en un país de sedentarios como yo y como millones.

Ahí la llevan

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/once-varas/a-victoria-quien-padecio-mi-prohibicion
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo