Google-play App-store
Monterrey N.L.

Las carnes de Patricia

No ha de ser lo mismo darle de comer a los comelonches que organizar para Guinness la supuesta carne asada más grande del mundo…

Eso debería quedarle bien claro a Patricia Aguirre (pido mucho), quien encabeza la pomposa Dirección General de la Corporación para el Desarrollo Turístico de Nuevo León.

La historia de la carne asada del domingo se puede resumir así: fue un desastre ecológico y económico, que a lo mejor se trocó aparentemente en ganancia política sobre todo para la Senadora Ivonne Alvarez, ex alcaldesa de Guadalupe, quien a pesar de la debacle que dejó su administración ahora se ha convertido en un anís de todos los moles bajo el patrocinio del Gobierno del Estado… ¿Y el Senado Ivonne? Ah, esa es otra historia.

Pero Patricia Aguirre, a quien apodan “La Mamá Lucha” “Porque es la campeona de las redes sociales” bien pudo decir lo mismo que María Antonieta cuando le fueron avisar que el pueblo de Francia no tenía pan: “Pues que coman pasteles”, contestó ignorante, unos días antes de que la defenestraran.

Así Paty y su gente, quien, me dice un reportero de la fuente política, se hicieron patos en el evento del domingo, primero diciendo que no era asunto suyo, sino de la cadena de supermercados HEB, pero que al ver el evento con muy poca afluencia se hicieron las llamadas pertinentes para llenar camiones urbanos de diferentes sectores incluido el alumnado de diferentes escuelas como el CANALEP y de forma gratuita se permitió el acceso incluyendo el transporte urbano ¿quién pagó todo eso?

Y es que en qué cabeza cabe que mientras 20 mil nuevoleoneses se mueran de hambre, el resto de la chusma se venga a gastar 80 pesos por mayor de edad y 30 por niño, cuota con la cual puedes organizar una carnita en tu casa y a lo mejor te sobra…

Ah, es que tenían el remate con artistas populares ¿Pues cuánto cobraron los rascatripas?

[email protected]


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/once-varas/las-carnes-de-patricia
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo