Google-play App-store
Monterrey N.L.

Televisión

La pantalla chica es extraordinariamente bella pero infinitamente cruel.   No claudica errores, menos al padre cronos y castiga inmisericorde.      Ay de aquellos que la desafían porque nada importa haber probado el veneno de estar frente a la cámara; cuando hacer mutis, es inteligente. 

Afirmaba un viejo periodista que primero te salvas de la mordedura de serpiente en el desierto que del embrujo de la televisión y el día de ayer Héctor Benavides nos ofreció una muestra del no querer retirarse a tiempo y dio pena ajena.

El “arqui” en su semanal programa cambios que ahora agregaron un 23 creo que por el tiempo que tiene al aire, hizo lo que es imposible de creer tal vez por orden o por testarudez de cocinar un guiso de pollo pero sin pollo, y el resultado fue  un insípido caldo de calcetín incoloro montado en una escenografía diseñada en Perros Bravos Nuevo León teniendo de background ocho elementos en movimiento que aparte que dificultaban concentrarse en el contenido de la pantalla, molestaba la retina obteniendo un collage irritante que solo los que tenemos obligación y compromiso de ver completos los programas, lo tuvimos que sufrir.

Decía del guiso de pollo sin él, porque hizo un debate de candidatos sin la presencia de Ivonne y Felipe, teniendo a cuadro a los presidentes de los hegemónicos partidos mayoritarios y sus coordinadores de campaña, faltando a la apertura y democracia primero, a la decencia después y a la lógica elemental de presentar a tooodos los aspirantes no tan solo los que tienen recursos para comprar tiempo en las empresas.     El INE tiene la palabra.

Otra torpeza del conductor, nunca entendió que era mo-de-ra-dor, no participante del debate y tampoco se dio cuenta que era un desafío entre candidatos y no glosa de un informe de gobierno ya que incluyó el tema de la deuda estatal y la mega hidráulica de traer agua del Panuco como obra Per sé y los que aspiran ser gobernadores no pueden autorizar o cancelar la obra en este momento, ni son culpables del tamaño del débito pudiendo haber sido (ir)responsabilidad del gobierno federal panista o priista.

Lo irreflexivo del balance es que el televidente se creó un juicio sobre la capacidad de los coordinadores de campaña y tanto Prieto como Almaguer o en su caso Bernal y Bailey nada tiene que ver con el tamaño de los candidatos, aunque es evidente mayor conocimiento de los tricolores que de los asustados azules que mostraron ser neófitos e ingenuos, sobre todo cuando el presidente del PRI les ofreció cátedra en economía por lo de la deuda financiera.

El resultado, Ivonne es la ganadora del primer approach demostrando que la gente que le rodea llena los zapatos mientras que Felipe y su gente desconocen estilo y dimensiones.

El que no desentonó fue el analista político Gilberto Miranda que diligente estuvo a la altura de su capacidad.  Enhorabuena!                MENUDENCIAS: escuché la entrevista a la nueva procuradora Arely Gómez y la verdad sin ofender, su fuerte no está en la oratoria.   Abusando del pleonasmo y horrores de dicción.   Espero que en el conocimiento y aplicación de la ley sea eficiente porque si no, resultará peor que el “cansado” Murillo.                    [email protected] 


COMENTARIOS
comments powered by Disqus
https://assets.panycirco.com/editorial/once-varas/television
© Copyright P.C. Publicaciones.

Suscríbete para recibir diariamente nuestro boletín informativo